0.1 C
Punta Arenas
miércoles, 22/05/24

¿Cuándo se deben usar las células madre en tratamientos de cáncer?

En Chile cada año se diagnostica de cáncer a casi medio millar de niños. Conoce a Vidacel, un banco de cordón umbilical.

El cáncer es una de las principales causas de muerte en niños y adolescentes en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo la leucemia uno de los más frecuentes y mortales. En el último registro Nacional de Cáncer Infantil de Chile reveló que cada año se diagnostican aproximadamente 500 niñas y niños con esta enfermedad.

“La leucemia linfoblástica aguda ocasiona el 50% de los fallecimientos de la población infanto-juvenil por cáncer. Se trata de una enfermedad a la sangre en la que se producen demasiados linfocitos inmaduros (tipo de glóbulo blanco). Esta puede afectar los glóbulos rojos y blancos, y las plaquetas. Algunos signos de esta patología incluyen fiebre y hematomas”, explica el doctor Alejandro Guiloff, oncohematólogo y fundador de Vidacel.

Rol de las células madre

Este tipo de terapia se realiza una vez que el paciente haya sido tratado con las alternativas convencionales como quimio o radioterapia. Y consiste en realizar un trasplante de células madre proveniente de la sangre, que se puede obtener del cordón umbilical o la médula ósea, entre otros. El procedimiento tiene como objetivo reemplazar las células hematopoyéticas enfermas por células sanas. “En términos generales, el trasplante consiste en la administración endovenosa de células madre o progenitores hematopoyéticos (similar a una transfusión de sangre), que después de un par de semana son capaces de regenerar una médula ósea sana”, dice el oncohematólogo.

LEE TAMBIÉN: Día Mundial del Cáncer: ¿De qué forma se aborda en Magallanes?

De ahí que “guardar células madre es también guardar vida, ya que otorgan la oportunidad de tratamientos para enfermedades graves, como son leucemia y linfomas, que son cánceres de sangre, y que pueden ser tratadas con muy buenos resultados con este material biológico”, explica el Dr. Guiloff.

Este tratamiento se usa no solo para tratar algunos tipos de cánceres, sino también otras enfermedades, como por ejemplo las inmunodeficiencias. En muchos casos, es la única posibilidad de tratamiento para algunos pacientes.

Las células madre salvan vidas

Desde que se inició esta terapia, hace más de 30 años, han salvado más de 60 mil vidas en el mundo, según la Cord Blood Association, organización internacional sin fines de lucro que promueve los bancos de sangre de cordón umbilical tanto públicos como familiares.

En Chile, se han utilizado las células madre para salvar miles de vidas, entre estas las del banco de cordón umbilical de Vidacel. En el último año, esta institución traspasó fronteras y logró enviar una muestra de células madre donada por una familia chilena al Banco Público para la realización de un trasplante de médula ósea a una niña de 3 años en Francia que sufría de leucemia linfoblástica aguda. Tras tres meses de tratamiento, la paciente entró en remisión del cáncer y logró volver a hacer una vida normal.

“En comparación a la médula ósea o sangre periférica, las células madre de cordón umbilical es la fuente más noble que se puede encontrar. Su extracción es indolora, no representa un riesgo para la mamá o el recién nacido, es de disponibilidad inmediata y el riesgo de enfermedad contra huésped es menor. Por eso la importancia de almacenarlas”, explica el fundador de Vidacel.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias