3 C
Punta Arenas
jueves, 30/05/24

El impacto de las tormentas solares: Físicos chilenos advierten sobre los riesgos para la infraestructura eléctrica y de comunicación

Este fenómeno, conocido como geotormenta o tormenta geomagnética, puede provocar una interrupción repentina del suministro eléctrico, internet y las redes telefónicas por varios días.

Un grupo de tres físicos de la Universidad de Chile ha realizado una investigación que alerta sobre una llamarada solar extremadamente intensa que impactará el campo magnético de la Tierra.

Este fenómeno, conocido como geotormenta o tormenta geomagnética, puede provocar una interrupción repentina del suministro eléctrico, internet y las redes telefónicas por varios días.

Además, la geotormenta también puede afectar la navegación y la aeronáutica al alterar las brújulas. El profesor Pablo Moya, académico del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile y uno de los autores de la investigación titulada “Ocurrencia de Tormentas Geomagnéticas y su Relación con las Fases de los Ciclos Solares”, destacó la importancia de tomar en cuenta este evento ya que “un evento grande podría ser potencialmente muy perjudicial”.

“Nuestros resultados sugieren que el ciclo solar 25, que acaba de comenzar y que terminaría en 2034, aproximadamente, debería ser más fuerte que el ciclo actual. El máximo debería ocurrir entre este año y el próximo. El peak debería venir pronto”, añadió.

El artículo científico publicado por los físicos chilenos en la destacada revista Space Weather, fue uno de los más descargados y leídos en 2021.

En este estudio, se presentaron los resultados de una investigación acerca de una serie de tormentas geomagnéticas ocurridas entre 1957 y 2019, con el objetivo de determinar la probabilidad de ocurrencia de estos fenómenos y su intensidad.

Además, se destaca que los satélites que orbitan alrededor de la Tierra también podrían verse afectados por estas tormentas, lo que podría impactar negativamente la exploración espacial y la tecnología lanzada al espacio en forma periódica.

“Este tipo de investigación también ayuda a tener una estimación de la obsolescencia de los satélites, e implementar mejoras en sus materiales de fabricación, ya que tormentas severas pueden producir sobrecargas y daños en ellos que sean irreversibles”, detalló por su parte la investigadora Paula Reyes.

El evento más reciente y significativo de este tipo ocurrió en el año 2003 en el Hemisferio Norte, el cual resultó en una interrupción de Internet que duró varios días.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias