8.1 C
Punta Arenas
lunes, 22/04/24

Se acerca el retorno a clases: recomendaciones para que sea exitoso y emocionalmente sano

El comienzo de un nuevo año escolar puede generar mucho estrés, tanto en los padres como en los niños. Sepa cómo manejarlo

Con la vuelta a clases cada vez más cerca, algunos niños presentan ansiedad, irritabilidad o sensibilidad emocional, lo que puede ser una manifestación inconsciente de la inseguridad que les produce empezar su año académico.

Es por esto que, Susana Saravia, psicóloga infanto-juvenil de Clínica Universidad de los Andes, entrega recomendaciones para manejar, lo mejor posible, esta situación.

  1. Ajustar los horarios y rutinas con anticipación
    El período de transición entre verano y el inicio del año escolar puede ser desafiante, especialmente para los niños que están acostumbrados a horarios de vacaciones. Por lo que, ajustar gradualmente las horas de sueño, adelantando 15 a 30 minutos por día, dependiendo del horario objetivo que queremos lograr, es una buena estrategia para ayudar a que se adapten al itinerario escolar.
  2. Organizar el primer día de clases: Es muy importante evitar estar apurados el primer día. Improvisar sobre la marcha genera estrés y esto se transmite a los niños, aumentando su ansiedad. Por lo que la psicóloga señala que “es fundamental la organización de los padres. Lo ideal sería tener los horarios claros y preparar la noche anterior, junto a los hijos, la mochila, útiles y uniforme”.
  3. Hablar sobre la entrada a clases
    Es crucial conversar sobre la rutina que tendrán los niños, las actividades que realizarán y las cosas que aprenderán, ya que esto les ayudará a conocer el entorno donde se desarrollarán gran parte de su día y tener una adaptación óptima.
  4. Preparación emocional y gestión del estrés
    Es normal que los niños se sientan nerviosos por el inicio del año escolar. Frente a esto, no hay que retarlos, sino hablar con ellos. Darles un espacio donde puedan expresar sus sentimientos y contar sus miedos les ayudará a disminuir el estrés y la ansiedad.
  5. Fijar objetivos
    El comienzo de clases es un buen momento para fijar metas y expectativas de lo que se espera del año escolar como, por ejemplo, aprender inglés, algo nuevo en matemáticas o a leer. Esto hará que los niños empiecen las clases con más energía y entusiasmo.
    Sin embargo, es importante que los padres se focalicen en el proceso más que en el resultado.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias