-1.9 C
Punta Arenas
sábado, 15/06/24

Funcionario de clínica privada en Punta Arenas bajo arresto domiciliario por abuso sexual a paciente

La Fiscalía formalizó al técnico en Enfermería de origen colombiano como autor del delito de abuso sexual a mayor de edad con circunstancias de violación.

Un funcionario de una clínica privada en Punta Arenas quedó bajo arresto domiciliario total tras ser acusado de un ataque sexual contra un paciente. El incidente salió a la luz ayer en el Juzgado de Garantía, donde el técnico en Enfermería (TENS) compareció para escuchar los cargos presentados por la Fiscalía, relacionados con un hecho ocurrido el 28 de noviembre del año pasado.

Según los cargos, alrededor del mediodía del 28 de noviembre, la víctima acudió a la clínica debido a un fuerte estado gripal. Fue atendido inicialmente por un médico, quien luego lo dejó en manos del imputado, quien procedió a administrarle un medicamento a través de suero. En el box de atención, el imputado apagó la luz para aplicar calor en diferentes partes del cuerpo del paciente, utilizando bolsas y un guatero con semillas calientes, lo que provocó que el paciente se relajara hasta quedarse dormido sobre la camilla.

Aprovechando esta situación, el imputado supuestamente bajó los pantalones y la ropa interior del paciente para masturbarlo y realizarle sexo oral, sin el consentimiento del paciente, quien estaba incapacitado para oponerse debido a su estado de somnolencia y por estar conectado al suero. Al despertar y darse cuenta de lo sucedido, la víctima se retiró del lugar en estado de shock y posteriormente denunció el hecho a Carabineros.

La Fiscalía formalizó al técnico en Enfermería de origen colombiano como autor del delito de abuso sexual a mayor de edad con circunstancias de violación. Durante la audiencia, también se reveló que el imputado tenía una causa anterior de la misma naturaleza, habiendo aprovechado la vulnerabilidad de otro paciente en un contexto similar.

Ante la gravedad del caso y la reiteración de conductas similares, el tribunal decidió imponer las medidas cautelares de arraigo nacional, prohibición de acercarse a la víctima y arresto domiciliario total, considerando que su libertad representaría un peligro para la seguridad de la sociedad. El plazo para el cierre de la investigación se fijó en 70 días.

Desde la clínica privada, se informó a la Fiscalía que esta no era la primera vez que se recibía una denuncia de este tipo contra el imputado, lo que agrava la situación del acusado y podría derivar en severas penas de cárcel.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias