18 de noviembre de 2022

Redes sociales y plataformas son la fuente de información de adolescentes para lidiar con su enfermedad

El 62% de los adolescentes dijo que recurre a las redes sociales (28%) y YouTube (34%) para obtener información sobre cómo perder peso.

El estudio ACTION Teens liderado por Novo Nordisk fue presentado en la conferencia internacional Obesity Week en San Diego, California. Su objetivo es identificar comportamientos, percepciones y barreras sobre el cuidado efectivo de la enfermedad, desde el punto de vista de adolescentes que viven con obesidad, sus padres o tutores y profesionales de la salud.

Dentro de los hallazgos más importantes se encuentran que uno de cada cinco médicos que atienden a adolescentes con obesidad no se sienten cómodos cuando hablan de sobrepeso con sus pacientes, lo que repercute en los diagnósticos y puede afectar el modo en que los adolescentes enfrentan la enfermedad.

La encuesta identificó que el 87% de los profesionales de la salud encuestados, entre los que se encuentran médicos de atención primaria, pediatras y especialistas, no han recibido formación avanzada de cómo gestionar el tema de la obesidad después de que egresaron de la escuela de medicina. Y el 10% no perciben la obesidad como una enfermedad.

LEE TAMBIÉN: Mapa nutricional Junaeb: Magallanes está sobre el promedio nacional de obesidad total infantil

Al respecto la doctora Carolina Carrasco, médico familiar y nutrióloga de la Región de Los Lagos, enfatizó que como país “debemos realizar educación en las etapas de pregrado en las carreras de salud, módulos y mallas que incorporen a la obesidad como una enfermedad y que sea abordada de forma adecuada como cualquier otra enfermedad crónica”.

La relevancia de las redes sociales y las plataformas online

El 72% de los adolescentes encuestados estaban preocupados por su peso, y el 85% son conscientes de que el sobrepeso afectará su salud en un futuro. Pero solo el 31% sintieron que podrían hablar de su peso honestamente con su médico.

Solo un 15% de los adolescentes encuestados afirmó que su fuente de información más importante sobre obesidad es un médico. En general, casi dos tercios (62%) de los encuestados dijo que recurre a las redes sociales (28%) y YouTube (34%) para obtener información sobre cómo perder peso.

LEE TAMBIÉN: El 74% de los adultos en chilenos sufre obesidad: ¿Qué tratamientos hay para controlarla?

Los expertos coinciden en el hecho de es un peligro que los adolescentes recurran a las redes sociales y a plataformas como Youtube para buscar soluciones a su problema. En primer lugar, porque el mundo online difunde un modelo de apariencia física que es no el real, generando frustración, estigma, bulliying y hasta problemas de salud mental. Segundo, porque no hay mejor fuente de información y más confiable que un profesional de la salud. Pero din duda, los expertos enfatizan que el rol de los padres es clave en este punto para darle la confianza sus hijos que el médico es la persona indicada para ayudarlos.





TEMAS