6 de octubre de 2022

Hiperhidrosis: ¿Qué hacer cuando la sudoración es excesiva?

Un 3% de la población padece este tipo de enfermedad, que no solo afecta la parte física, sino también, muchas veces influye en nuestra salud mental.

La sudoración se trata de un proceso fisiológico normal cuya principal función es regular la temperatura corporal. Sin embargo, existen fenómenos como la “sudoración excesiva” que se observa hasta en un 10% de la población y consiste en una transpiración mayor a la habitual, frente a estímulos normales como el calor y ejercicio. Sin embargo, también existe la hiperhidrosis, que la padece entre el 1 a 3% de la población y consiste en un cuadro más severo en que se transpira en todo momento, sin algún factor desencadenante.

Según explica el Dr. José Miguel Clavero, cirujano de tórax y jefe del Programa de Sudoración e Hiperhidrosis de Clínica Universidad de los Andes, “existen además algunos cuadros o enfermedades menos frecuentes que pueden producir mayor sudoración, como: fiebre, menopausia, obesidad, alcoholismo, hipertiroidismo, diabetes, tuberculosis o linfoma. También algunas drogas y medicamentos como el propanolol o antidepresivos. Este tipo de hiperhidrosis se denomina secundaria”, explica.

La hiperhidrosis idiopática o primaria, consiste en una disfunción del Sistema Nervioso Simpático, caracterizado por un aumento del estímulo del nervio simpático. “Esto se expresa a través de una sudoración exagerada en diferentes zonas del cuerpo (axilas, manos, cara, etc.) sin ningún factor desencadenante o causa evidente”, agrega el especialista.

LEE TAMBIÉN: Lanzan campaña en Chile para tratamiento gratuito de niños con fisura labio palatina

La hiperhidrosis tiene diferentes formas y tipos de presentación:

• Palmar
• Plantar
• Axilar
• Craneofacial

Para su manejo, existen algunos tratamientos como:

• Médico: cremas y/o medicamentos.

• Botox (toxina botulínica): se aplica en las terminaciones nerviosas que producen la estimulación de las glándulas sudorípas impidiendo su acción. La respuesta es progresiva y con una duración variable.

• MiraDry: se trata de la termólisis de las glándulas sudoríparas mediante microondas (Sistema miraDry® de Miramar Labs). Esta técnica, cada vez más difundida, está siendo utilizada en forma rutinaria en centros de primer nivel.

• Simpatectomía por Videotoracoscopia: es una cirugía mínimamente invasiva que consiste en seccionar o resecar una porción de la cadena simpática (lugar donde se originan los nervios que estimulan las glándulas sudoríparas). Es altamente efectiva, logrando el control de los síntomas de forma permanente en más del 95% de los pacientes.

Cabe destacar, que en cualquier caso, siempre es recomendable acudir al doctor y hacerse los chequeos correspondientes.

TEMAS