26 de julio de 2022

Falta de concentración, cansancio y mareos: estudio comprobó las consecuencias del Covid-19

Según una investigación publicada en la revista JAMA Network Open el deterioro cognitivo y el coronavirus están estrechamente relacionados.

Sin dudas, el Covid-19 no solo afecta al paciente en medio de la enfermedad, sino que también se ha demostrado los efectos posteriores del virus. Según una investigación publicada en la revista JAMA Network Open el deterioro cognitivo y el coronavirus están estrechamente relacionados.

Niebla Mental

El estudio se centro en la “niebla mental", síntoma que puede persistir durante meses en algunos pacientes sobrevivientes de la enfermedad, que fueron hospitalizados e incluso en algunos que no lo fueron.

Alrededor de una cuarta parte de los pacientes analizados, hacían parte de registro del Sistema de Salud del Monte Sinaí, en Nueva York, y habrían experimentado algunos problemas de memoria. Y si bien los pacientes que estaban hospitalizados eran más propensos a padecer la llamada niebla mental después de una infección por coronavirus, algunos pacientes ambulatorios también sufrieron deterioro cognitivo.

LEE TAMBIÉN: Seremi de Salud reitera llamado a respetar protocolos sanitarios para evitar el contagio de Covid-19

Cabe recordar que hubo otra investigación hecha en el 2021 por la Revista Lancet Psychiatry, donde se descubrió que una de cada tres personas con Covid-19 presentaba síntomas neurológicos o de salud mental a más largo plazo.

Síntomas de la niebla mental  

Entre los síntomas más recurrentes de la niebla mental se encuentran los problemas de concentración, ansiedad y depresión. Además, dentro de los problemas cognitivos que presentaron algunos pacientes de los estudios se encuentran los olvidos persistentes, dificultad para secuenciar tareas, y el olvido de palabras y frases.

Otros síntomas del Covid-19 a largo plazo son: Cansancio o fatiga que interfiere con la vida diaria -síntomas que empeoran después del esfuerzo físico o mental-, fiebre, dificultad para pensar o concentrarse (denominada “niebla mental”), dolor de cabeza, problemas para dormir, mareos al ponerse de pie (aturdimiento), sentimientos de alfileres y agujas. cambio en el olfato o el gusto, depresión o ansiedad, cambios en el cerebro.

A esto se suma el estudio publicado en la Revista Nature en marzo del 2022, donde afirman que junto a los problemas de cognición, las personas que han tenido casos leves de Covid-19 pueden haber acelerado el envejecimiento del cerebro y otros cambios en él.

TEMAS