3 de agosto de 2022

El Hospital Clínico presentó en mayo un 90,5% de altas con lactancia materna incorporada

Buenas cifras que reflejan un trabajo profesional que busca proteger la nutrición y vida de los recién nacidos, así también, como la orientación para las madres.

Entre el 1 y el 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna en más de 170 países, cuyo objetivo es fomentar y mejorar la salud de los bebés. En el Hospital Clínico Magallanes (HCM), durante mayo, cerca de un 90,5% de las madres de alta, salieron con lactancia incorporada

Una cifra buena, pero menor que la nacional, la cual llega al 95%. Esto tiene que ver por las condiciones geográficas culturales, la cantidad de población y porque en la región nacen muchos bebés prematuros -a quienes se les dificulta mucho más-.

Pero, ¿Por qué es fundamental la lactancia materna?

En todas las especies de mamíferos, el primer año de vida es el periodo de crecimiento más rápido y por ende, las demandas nutricionales son mayores. En dicho contexto, en el caso del humano, la leche materna es el mejor alimento para cubrir esas necesidades, pero además, ayuda a fortalecer el vínculo entre madre e hijo.

LEE TAMBIÉN: Este año aumentaron los estudiantes con estrés por la vuelta a la presencialidad

Vínculo emocional

El profesor titular del Departamento de Psicología de la Universidad de Magallanes, Rodrigo Cárcamo, explicó este componente emocional que implica la lactancia materna.

“La evidencia científica dice que sí, que hay evidencia, que existe una relación entre la lactancia materna y formar vínculos de apego seguro entre los niños con sus madres. Pero, hay que ser cautelosos en decir que, si bien, esa relación existe, no es una relación que está completamente asegurada”, explicó.
El profesional enfatiza en que pese a que se puede desarrollar una mejor relación al ejercerla, los estudios muestran que no hay diferencias en los vínculos de apego en aquellos niños que bebieron leche materna, versus fórmula.



Diversos métodos para ejercer la lactancia

Sin dudas, la lactancia a través del acople entre el bebé y la madre no es algo muy fácil de lograr, muchas veces es doloroso o el bebé no logra succionar de la manera correcta. En la mayoría de los casos, son problemas que se resuelven y hacen que la lactancia pueda prosperar.

Pero si por algún motivo no se pudo, existen diversos métodos para que el recién nacido continúe una nutrición con leche de la madre y evite los suplementos industriales.

Uno de ellos, según explicó Ericka Porras Valenzuela, matrona de la Unidad de Recién Nacido del Hospital Clínico y encargada del Comité de Lactancia Materna del HCM, es la implementación de sondas que se pegan al pecho de la madre o al dedo de esta, para que el bebé succione leche (sacada anteriormente por la propia mamá), a fin de que el recién nacido no utilice chupo. Son tratamientos que conllevan seguimiento y que ayudan a que el pequeño continúe nutriéndose, incluso, si no logró el acople.

Cabe destacar que, el recinto cuenta con un lactario exclusivo para que las madres con bebés internados, puedan retirarse su propia leche y guardarla.

TEMAS