17 de junio de 2022

Conductores violentos: un problema de salud mental

Dos muertes y cinco atropellos en menos de una semana. Existen diversos factores que influyen en los accidentes. Un psicólogo apunta a analizar la salud mental de los conductores.

Impresiona el número de accidentes de tránsito que incluso han enlutado a la región de Magallanes durante estas últimas semanas, la mayoría han sido atropellos, producto del exceso de velocidad o la conducción en estado de ebriedad. Pero, ¿es simplemente una mala conducción o hay por detrás factores psicológicos que influyen en ciertos “conductores violentos''?

Según datos de Carabineros, hasta abril se han registrado 608 decesos en siniestros viales a nivel nacional, la cifra más alta del decenio. Falta de fiscalización, aumento del parque automotriz, mayor exceso de velocidad y un menor respeto a las normas por conductores y peatones explicarían el negro índice.

LEE TAMBIÉN: Tres atropellos fue el saldo de esta jornada en Punta Arenas

LEE TAMBIÉN: Imprudencia al volante deja a una fallecida y un herido grave

Felipe Figueroa, psicólogo del programa Pace de la UTalca, explicó que es muy difícil diferenciar a los conductores, de hecho, los estudios dicen que no hay una paridad al momento de hablar de este tipo de conceptos.

El psicólogo comentó que como todo en la vida, la violencia al volante tiene múltiples factores, pero se pueden nombrar tres principales:

-Condiciones personales del mismo conductor, que altera su personalidad, su capacidad de manejar el estrés, la ansiedad y la exigencia que experimenta en la conducción.

-Influencia externa, mala conducción de otros conductores y también las condiciones en las cuales se encuentra, condiciones de fluidez, mucho taco, malas condiciones del camino, poca señalización.

-La salud mental, altos índices de frustración, altos índices de ansiedad y de depresión, que muchas veces se manifiestan de una forma de estrés o agresividad hacia los demás.

LEE TAMBIÉN: Salud mental: ¿Cómo contribuir al correcto funcionamiento del cerebro?

¿Cómo se puede trabajar?

Para Figueroa es muy importante considerar la educación desde temprana edad, además de mejorar el buen tránsito vial:

“Primero la educación que parte desde el colegio, educación vial, cómo podemos ser un futuro conductor que sea un aporte, que no reste”.

En segundo lugar, propone “mejorar las condiciones viales, las señalizaciones, en las cuales se desenvuelve el conductor”.

Finalmente, apunta a la “reeducación para conductores agresivos. Hay programas que van apuntando para esto, programas de Gobierno y municipales que ayudan a mejorar las condiciones de vida y del conductor en sí, durante la vida”, concluyó.

Conoce más sobre seguridad vial y consejos al volante aquí.​

TEMAS