13 de junio de 2022

Un pasaje sin retorno: la historia de dos jóvenes magallánicas que decidieron radicarse en Argentina

Ni la crisis económica, ni haber terminado su carrera fue un punto a considerar a la hora de elegir vivir al otro lado de la cordillera.

La vida de dos magallánicas tienen varios puntos en común, Viviana y Javiera viajaron hace bastantes años a estudiar una carrera universitaria en Argentina. Ambas han visto cómo la economía ha cambiado desde su llegada y las dos optaron por radicarse en el país vecino. Cómo es vivir frente a una inflación que varía año a año y las decisiones que marcaron el rumbo de sus vidas refleja la historia de estas jóvenes chilenas en el extranjero.

Un pasaje sin retorno
En el 2011 Javiera Marín decidió comenzar sus estudios de medicina en Buenos Aires y cuenta que desde esa fecha hasta ahora ha sido testigo de muchos cambios económicos, políticos y sociales al otro lado de la cordillera. Un punto que destaca de haberse trasladado es que tuvo la posibilidad de cambiarse de carrera, sin el peso psicológico de haber perdido recursos como ocurre en nuestro país.


“Siento que en Chile tienes mucho la presión de que estás pagando una carrera, como que estás obligado a terminarla. Si bien, lo ideal es eso, cuando sales del colegio a veces no tienes tan claro qué es lo que quieres con tu vida. El no pagar un arancel, te permite decidir y optar por lo que de verdad te apasiona”, comentó la joven de 31 años, quien actualmente se encuentra terminando la carrera de Enfermería y posee un trabajo estable que le permitió independizarse.

Viviana Ramírez (35 años) llegó en el 2016 a estudiar Odontología a la Universidad de La Plata. El año 2021 se tituló y pese a que su primera opción era irse de vuelta a su natal Porvenir, el amor y su vida ya constituida la hicieron radicarse en el país vecino y optar por hacer de Argentina su nuevo hogar.


“Acá me enamoré y mis planes cambiaron, pero también me di cuenta que, de alguna manera, tienes que devolver la mano de lo que te da el Estado, que es estudiar gratis, aunque no lo exigen, siento que tengo un deber de hacerlo y trabajar un tiempo. Además, si volviese a Chile y quisiera especializarme es muy caro y acá, aunque el posgrado también se paga, es mucho más accesible de que si lo hiciera en Chile”, explicó.

Una inflación que no cesa
Javiera recuerda que cuando llegó hace 11 años el kilo de harina salía 50 centavos, ahora en las góndolas se consigue por cerca de 70. Algo similar ocurre en otros productos, incluso en la locomoción colectiva, por ejemplo, en el 2011 un pasaje de bus costaba 1,50 pesos, mientras que ahora se encuentra en 20 pesos.

En abril el IPC de Argentina subió un 6% y la inflación anual acumula el mayor registro en 30 años. pese a esto, de acuerdo con las previsiones del FMI, la economía argentina crecerá un 4% en 2022.

“El tema económico ha sido muy fuerte, cómo ha ido evolucionando ha sido muy brutal, es algo a lo que uno no está tan acostumbrado porque en Chile los cambios económicos no se dan de manera tan brusca. El tema es que si bien los sueldos van subiendo, el costo de vida también. De alguna forma, para algunas personas se va equiparando, yo he tenido la suerte de que nunca me ha faltado, pero efectivamente se complica cada vez más”, expresó Javiera M.

Argentina sigue siendo un destino para vivir

Pese a esto, ambas están de acuerdo en que se puede enfrentar la economía cuando tu trabajo te acompaña y más aún, cuando el extranjero recibe dinero de su país de origen. Por eso ambas coinciden en recomendar Argentina como un destino para estudiar.

“Siempre recomiendo venirse a vivir a Argentina, quizás desde afuera lo muestren como que estamos en una crisis, eso es efectivo, pero al vivir acá tantos años me di cuenta que de alguna forma, la gente está acostumbrada a vivir con ciertos cambios muy bruscos en la economía, a algunos les afecta más que a otros, pero como que no entras en una desesperación, porque acá los sueldos se van ajustando, creo que de todas maneras todavía se puede”, afirmó Marín.

Viviana dice que recomienda aún más si tienes la posibilidad de apoyo económico a la hora de estudiar, “desde Chile con plata el cambio les favorece y si pueden trabajar acá también les va a ayudar. Lo que sí les diría es que una vez que tengan claro lo que quieren estudiar, averigüen si la carrera se homologa en Chile o no, porque si su intención es volver, tienen que saber eso”.

La universidad pública en Argentina abre sus postulaciones principalmente en el segundo semestre de cada año, aunque si estás interesado en conocer más, siempre es bueno visitar las páginas web de las instituciones ya que las opciones de postulaciones varían según la facultad y el establecimiento.

TEMAS