5 de agosto de 2022

En Punta Arenas ha aumentado la violencia psicológica y económica hacia la mujer

Compartimos con una profesional que trabaja en el Centro de la Mujer, un espacio que ayuda a víctimas de VIF y donde intentan resignificar las experiencias de cada usuaria.

Hace un tiempo, la Universidad de Magallanes realizó un estudio donde se comprobaba que en Punta Arenas, una mujer se demora hasta 10 años en denunciar que es víctima de violencia, mientras que en el resto de Chile es de entre 7 y 8 años. En dicho contexto, el trabajo que lleva adelante la Oficina de la Mujer ha sido muy importante para apoyar este proceso en diversas personas que sufren violencia intrafamiliar y de género.

Actualmente, en lo que va del año hay 46 usuarias en este espacio dependiente del Municipio local, siendo 22 las activas y logrando más de 400 atenciones semanales, que incluyen llamados telefónicos y visitas domiciliarias.

LEE TAMBIÉN: Impuesto Rosa Infantil: Sernac denuncia diferencias de precios en productos por género

“Se trabaja principalmente por medio de demanda espontánea, derivaciones desde otros centros, ya sea de centro de salud, instituciones públicas o privadas, organizaciones en las que se detecten casos de violencia, y por medio de un dispositivo, el SOS Mujer, que forma parte del Municipio, por medio de la Dirección de Seguridad Pública, un convenio con Carabineros y Fiscalía”. comentó Javiera Biskupovic, psicóloga, atención en la Línea de Violencia Contra la Mujer.

El centro cuenta con apoyo tanto de psicólogos como de trabajadores sociales.

LEE TAMBIÉN: Municipalidad de Punta Arenas replica dispositivo llamado SOS Mujer para violencia intrafamiliar

Violencia psicológica y económica

Según explicó la profesional, en Punta Arenas, una de las violencias que más se pueden observar es la psicológica, seguida de la económica.

“Existe un daño que afecta de manera integral a la mujer, vemos que la violencia que más se ejerce y la más utilizada, es la violencia psicológica, pero la mayoría de los casos que acceden a terapia o algún dispositivo, son casos de violencia física, pero al detectar la violencia física, vemos que al avance se encuentra mucha violencia psicológica y económica”.

Lo más complicado y complejo es que tiene que ver con el contexto, ya que como explica Biskupovic, “está naturalizado que las relaciones de pareja, se utiliza mucho el contexto de relación tóxica, y eso casi que es normal, entonces muchas veces no se abordan las temáticas, y la mujer llega a pedir ayuda cuando ya está avanzada, cuando la violencia ha calado en su identidad”.

Alcances de las terapias

El objetivo de las terapias es visibilizar las situaciones de violencia, que las usuarias sean capaces de reconocer cuando están en contextos violentos.

“Tiene que ver también, con resignificar ciertas experiencias, liberar los sentimientos de culpas que se dan en este proceso, y logros más prácticos como fomentar la autonomía de la mujer, tanto física, como económica, que se incorpore a un trabajo, independencia emocional, o incorporarlas en talleres de enfoque terapéutico, para que mejoren su rutina diaria”.

Si conoces algún caso cercano o personalmente crees que vives algún tipo de violencia, puedes acercarte directamente a Avenida Independencia #830, segundo piso, en la Dirección de Desarrollo Comunitario, llamar a los teléfonos 612200584, o +56968345819. Lo importante es que sepas que no estás sola y que siempre se puede salir de una relación tormentosa.


TEMAS