18 de septiembre de 2022

En Puerto Williams se desarrolló el desfile cívico-militar de Fiestas Patrias más austral de Chile

La actividad contó previamente con un Te Deum y una ceremonia en la Plaza Bernardo O’Higgins.

Cielo azulado, con puras brisas que se cruzaban por las flameantes banderas y unas majestuosas blancas montañas australes, se llevó a cabo la tradicional ceremonia y posterior desfile cívico-militar de Fiestas Patrias en Puerto Williams, el más austral de Chile.

 

En esta actividad, que conmemora la Primera Junta Nacional de Gobierno ocurrida en 1810 -primer paso de organización para la Independencia de Chile-, contó con la presencia de autoridades locales, tanto del ámbito civil como de Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad, y eclesiásticas. Además de ellas, estuvieron presentes funcionarios y funcionarias de diversos servicios públicos, así como también vecinas y vecinos que, con celular en mano, registraron esta actividad realizada en la céntrica Plaza Bernardo O’Higgins y sus calles adyacentes.

 

Por primera vez tras asumir su cargo en marzo pasado, la delegada presidencial provincial de la Antártica Chilena, María Luisa Muñoz, lideró estas actividades patrias, entre las que contaron el paso de revista a las tropas de la Armada de Chile junto al comandante del Distrito Naval Beagle y gobernador marítimo de Puerto Williams, capitán de navío Cristian Yáñez.


LEE TAMBIÉN: Con amplia participación se realizó la Parada Militar en la Costanera del Estrecho

 

Durante su alocución, la delegada Muñoz tuvo oportunidad de resaltar a las y los compatriotas que buscaron fervientemente la libertad de la Corona Española, acción que finalmente se concretó con la declaración de Independencia el 12 de febrero de 1818. Asimismo, destacó la fuerza de todos los pueblos originarios del país y visibilizó la importancia de las mujeres en este proceso histórico, como Javiera Carrera, Luisa Recabarren Aguirre y Paula Jaraquemada.

 

“Hoy tenemos un Chile que ha pasado por muchos caminos y que ha logrado sobrellevar en ocasiones una historia compleja y de dolor. Pero, pese a eso, hemos logrado levantarnos para seguir con más fuerza, y esa fuerza debe ser en pos del bien común, del trabajo colectivo, donde todas y todos seamos parte y estemos felices, esperanzadas y esperanzados del país que hemos construido y seguiremos construyendo”, dijo la delegada Muñoz en su discurso frente a los asistentes.

 

Posteriormente, se desarrolló el tradicional desfile cívico-militar, en el que destacó el retorno en la interpretación musical de la banda de guerra “Albatros” del Liceo Donald Mc Intyre Griffiths, que, producto del auge en la pandemia de coronavirus, no había participado en esta actividad desde 2019.

 

Y mientras a lo lejos se divisaba un canal Beagle que tranquilamente bañaba a Isla Navarino, un prometedor futuro esplendor se encaminaba por las arterias de la capital provincial: la comunidad educativa se unía a este desfile. Los jardines infantiles “Ukika”, “Tanana” y “Pequeños Colonos”, cuyos párvulos y parvularias se vistieron tradicionalmente para la ocasión, fueron partícipes de este acontecimiento. A ellos, se les sumaron alumnos y docentes del Liceo Donald Mc Intyre Griffiths, y estudiantes del Club Escuela de Deportes Náuticos (Cedena)

 

Cabe destacar que este evento en el exterior fue precedido por un Te Deum de Fiestas Patrias realizado a primeras horas del día en la Iglesia Nuestra Señora de la Patagonia. Fue ejecutado por el padre Rodrigo Vargas, delegado de las misiones en Puerto Williams.

 

Como si estuviera en una copia feliz del Edén, el también párroco de Punta Arenas quedó maravillado de todo lo experimentado en la zona austral. “En primer lugar, ya la venida en avioneta, ver todos estos canales, la naturaleza exuberante acá, ha sido realmente impresionante para mí (… ). En el Te Deum había un ambiente reflexivo. Un ambiente muy bonito en cuanto a agradecer a Dios por todo lo que se tiene en la vida y en esta hermosa isla, así que fue un momento fuerte de agradecimiento (…). El desfile fue como un broche de oro, así que también muy contento. Voy a llegar a Punta Arenas contando muchas cosas bonitas que yo vi acá, y también de la gente. Un corazón muy dispuesto a festejar y también a agradecer todas las cosas que Dios nos da”, comentó.

 

Similar sentimiento manifestó la delegada María Luisa Muñoz al finalizar los actos públicos. “Agradezco que este desfile se haya podido organizar de la mejor forma, con apoyo de varias instituciones, como la Armada, la Municipalidad, la Iglesia Nuestra Señora de la Patagonia, que también fueron parte de la organización de este 18 de septiembre”, concluyó.





TEMAS