18 de junio de 2022

En invierno aumentan los niños quemados: llaman a estar alerta

Las quemaduras más frecuentes son por derrame de líquidos calientes. Actualmente hay 45 pacientes activos en Coaniquem, muchos de ellos se atienden con especialistas en el Centro de Rehabilitación.

Al año, alrededor de 750 niños y niñas en la región de Magallanes sufren quemaduras. La mayoría de los casos son por líquidos y objetos calientes, incluso, últimamente llegan casos de niños quemados por productos de manicure. En este contexto y dado que en invierno es donde más incrementa el uso del hervidor y la calefacción, es importante como padres estar alertas y cuidar a los más pequeños del hogar.

“Las quemaduras más frecuentes que nos llegan son en niños que por descuido paterno, cuando comienzan a caminar, son capaces de acceder a líquidos u objetos calientes con los que se queman”, explicó el doctor Juan Pablo Rider, cirujano infantil del Hospital Clínico Magallanes.

¿Qué hacer en caso de una quemadura?
La recomendación es asistir a un recinto asistencial, donde le brindarán la ayuda necesaria frente a la quemadura.

“Tenemos capacidad para atender quemados en nuestro servicio con un manejo en la Unidad de Cuidados Intensivos si corresponde y estamos hablando de quemaduras que dependiendo de la gravedad, se evalúa si el paciente debe ser o no derivado”, agregó Rider.

El tratamiento comienza en el hospital, que dependiendo de la gravedad o profundidad de la quemadura, pueden ser solamente curaciones, o curaciones seguidas de procedimientos quirúrgicos -que son con injertos-.

LEE TAMBIÉN: Tras campaña con trabajadores, Tabsa entregó importante suma de dinero a Coaniquem

Si bien, hay muchos papás que solamente se quedan con el tratamiento del hospital, el doctor hace hincapié en la importancia de continuar los cuidados cuando estos se requieren. En Magallanes se derivan Centro de Rehabilitación donde hay un grupo de profesionales, un equipo multidisciplinario, formado en Coaniquem y donde se ejecuta el tratamiento completo de las secuelas. 

"El equipo está formado por un cirujano infantil, kinesiólogos, terapeutas ocupacionales, psicólogos, protesistas, etc.", dijo el doctor.

En caso de necesitar un tratamiento más específico, la familia debe consultar con la oficina de Coaniquem en Punta Arenas, donde se le brindará la ayuda necesaria y totalmente gratuita.

"A través de una derivación del centro de salud, se les hace la gestión de derivación al resto del país, donde se tienen centros, ahí se les entrega la alimentación, alojamiento, incluso escuelas para los pequeños”, comentó Rosa Zúñiga, coordinadora regional de la Fundación Coaniquem.

Durante 42 años, Coaniquem se ha dedicado a rehabilitar en forma integral y gratuita a niños y jóvenes. Actualmente cuentan con 45 pacientes activos, algunos de larga data -dado a que el término de los tratamientos llegan hasta los 20 años-,como también pacientes nuevos. 

Siempre esperando no tener nuevos casos por el bienestar de los más pequeños, Zúñiga hizo un llamado a los padres:

Llamar a las familias a que siempre estemos alerta. Nos hemos dado cuenta que los papitos muchas veces les dicen a los niños ‘tú ya eres grande, anda prende el hervidor’ y muchas veces hay niños con quemaduras. Tengamos el cuidado de no dejar de observar a nuestros pequeños respecto al peligro que podemos tener dentro de los hogares”.

Coaniquem se financia de campañas económicas y socios. La última iniciada a comienzos de este mes, finaliza este 30 de junio. Quienes quieran aportar pueden ingresar a la página web www.desafiocoaniquem.cl, donde existe una alcancía virtual.

En caso de necesitar ayuda para tratamientos, puedes asistir a la oficina ubicada en calle Manuel Aguilar 01178, de lunes a viernes de 9 a 16 horas o comunicarte al teléfono +56 9 8507 6591.

TEMAS