8 de julio de 2022

A Susana el Párkinson no le ganó la batalla: su familia y una moderna tecnología la han rehabilitado

Conoce el innovador tratamiento de aplicaciones clínicas en estimulación magnética transcraneal, que apunta a personas con tratamientos de TOC, depresión, Parkinson y Alzheimer.

Susana Ramírez Ulloa fue diagnosticada de Parkinson hace 13 años. Desde ese día ha luchado contra la enfermedad para que esta no afecte su calidad de vida. En medio de este esfuerzo, llegó al Centro de Rehabilitación, donde gracias a un novedoso tratamiento médico, ha logrado mantenerse activa y hacer una vida normal, con mínimas secuelas de su condición.



Se trata del programa de neuromodulación, a través de Aplicaciones Clínicas en Estimulación Magnética Transcraneal, que se adaptan a la realidad de los cerca de 45 pacientes que hoy se benefician con esta innovación tecnológica enfocada a personas con tratamiento de TOC, depresión, Parkinson y Alzheimer.

“Trabajamos con kinesiólogos, terapeutas y ha sido muy grato ver el resultado, claramente sin ellos, sin los pacientes no sería lo mismo. Para nosotros ha sido un buen reto y con bonitos resultados”, comentó Rolando Aguilar, del Departamento de Motricidad de la Universidad de Magallanes (UMAG).


LEE TAMBIÉN: Farmacia Ambulatoria despacha alrededor de mil recetas diarias en Punta Arenas

Susana explica que en su caso, el último tratamiento que le ha permitido, entre otras cosas, disminuir considerablemente la cojera con la que vivía, se trató de la estimulación cerebral a través de electrodos:

“Me colocan electrodos en la cabeza y camino, es todo. Lo hice por dos meses, descansamos dos meses y ahora empezamos de nuevo. Lo importante es estar preocupada de que puedes hacer cosas”, agrega.

Sobre la terapia

Según indicó el especialista, la parte que más ha trabajado la UMAG, es el área mecánica y de estimulación sobre los músculos. “Son motores, sensores, software y base de datos, ya que nada de esto sería lo mismo si después de cada ejercicio, cada sesión de ejercicio no la guardamos para poder después analizarla. La gracia es que tenemos la base de datos de todos los ejercicios, probablemente hemos superado las 3 mil horas de funcionamiento, ese es un mito”, comenta orgulloso.

La rehabilitación que entrega el Centro, sin dudas es fundamental, pero va de la mano de la compañía que puede brindar la familia o el círculo cercano del paciente:

“Si la familia no te ayuda, no aporta, empiezas a sentirte sola. He visto a muchas personas que empezaron conmigo la terapia y quedaron solas en el camino, no se les entiende cuando hablan, el párkinson se les activó 100%”, dice Ramírez.

Francisco Barría Barrientos, presidente de la Corporación de Rehabilitación del Club de Leones Cruz del Sur, quienes llevan adelante este gran proyecto, señaló que desde el centro están tratando de “atender al máximo de pacientes con diferentes patologías”, agregando que “la idea es mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes, con buenos resultados. Las terapias que se han hecho acá, si bien es cierto, ha sido un poco de experimentación, el resultado que se obtiene es muy bueno”, apuntó.

Nuestra protagonista es un vivo ejemplo del esfuerzo, la perseverancia, pero también el compromiso de una institución en brindar lo necesario para la recuperación. Hoy Susana sigue siendo la mano derecha de la Radio Presidente Ibáñez, conduce su auto y tiene total autonomía.

“En el centro están súper contentos porque me ven caminar, me ven bien, para ellos ha sido súper  el poder demostrar que le está dando fruto sus proyectos”, concluye Susana, a quien su familia siempre ha apoyado.

TEMAS