Opinión

Mi experiencia en #NaturaDiálogos

Fundación Todo Mejora tiene una línea de ayuda, llamada Hora Segura. Por chat, damos atención a adolescentes que están en crisis, que viven violencia por su orientación sexual, identidad o expresión de género, y necesitan hablar con alguien. No buscamos dar soluciones definitivas, pero sí contención en el momento más crítico.

¿Cómo ayudar a alguien que siente que ha soltado todo lazo que le ata con el resto del mundo, a través de un chat?

La herramienta principal, la única herramienta que tenemos es el diálogo.

Dialogar es re armar un vínculo. Dialogar es reconocer al otrx como un igual, como un ser humano. En la Hora Segura, el diálogo por chat equivale a lanzar una botella al agua, esperando que alguien la recoja y responda. Equivale a ver a alguien de pie en una cornisa, y empezar a hablarle, esperando que su mirada perdida en algún momento se cruce con la tuya y haga una conexión.

Dialogar nos humaniza. Por eso, la experiencia del primer #NaturaDiálogos, sostenido hace una semana, es ante todo una invitación a humanizarnos, a encontrarnos. Podría parecer que dialogar es algo espontáneo, cotidiano, pero vivimos en una sociedad donde los espacios para compartir un momento honesto para hablar de lo que nos importa no abundan. Necesitamos crearlos. Hay que buscar las condiciones para que ocurran.

Al alero de la invitación de Natura, nos juntamos a conversar sobre estereotipos, prejuicios e identidades, a propósito de la entrada en vigencia, el próximo 27 de diciembre, de la Ley de Identidad de Género. Hablamos desde el respeto por las vivencias del otrx, tratando de reconocernos en esas historias, en esas reflexiones, no a pesar de nuestras diferencias sino gracias a ellas. Una de las ideas que desde Todo Mejora quisimos plantear, es que vivimos en una sociedad analfabeta en términos de género y diversidad. Faltaría agregar: lxs adultxs de esta sociedad hemos crecido sin herramientas emocionales. Somos, también analfabetos emocionales. Y estamos intentando aprender, educarnos, para tener cómo nombrar lo que nos daña y también lo que nos da vida. Como señaló ese día uno de los panelistas que dio su testimonio: las etiquetas nos separan, es cierto, pero hay un momento en que necesitas poder ponerte un nombre a tu vivencia para poder comunicarla (“soy trans”), y también para sentirte parte de una comunidad, de algo más grande. Poder nombrar es un primer acto reparador, y es un acto que hace posible la comunicación.

Llevamos más de 50 días de “estallido social” en Chile (tampoco hemos logrado ponerle un nombre a este período, y empleamos eufemismos como “lo que está pasando” o “la contingencia”). Lo que aquí me interesa destacar es: este período ha sido angustioso en muchos sentidos, pero nos hemos reencontrado en el diálogo. Hemos vuelto a mirarnos y a hablar de lo que tenemos en común, de lo que nos da miedo, de lo que imaginamos. Son los espacios de diálogo los que le han dado sentido a esta crisis, y al mismo tiempo han sido el principal recurso protector para plantar cara al agobio.

Entonces: el diálogo no es trivial. Y si no ocurre de forma natural, espontánea, hay que construirlo.}

 

Rocío Faúndez García 

Directora Social | Fundación Todo Mejora Chile.

Sobre el autor
  • En un día aumentaron en 20 los casos comprobados de coronavirus en Magallanes

    El último reporte del Ministerio de Salud indicó que en Magallanes hay 63 enfermos por contagio con coronavirus. Son 20 casos más que los reportados en el informe previo. Se trata del mayor salto en la cantidad de pacientes confirmados hasta ahora en la región.

    En Punta Arenas hay 53 pacientes confirmados, 6 en Puerto Williams, 3 en Puerto Natales y se registró un caso, el primero, en Porvenir.

    En el Hospital Clínico hay 32 pacientes internados.

    La seremi también informó que resultó negativo el examen de una paciente fallecida ayer y que estaba como caso sospechoso de contagio por coronavirus.

  • Conformidad por parte de los puntarenenses por cuarentena total dispuesta por la autoridad sanitaria

    Los puntarenenses ya lo venían pidiendo, era la cuarentena total para la capital regional, cosa que en la mañana con las palabras de la subsecretaria de Salud, Paula Daza, se hicieron realidad.

    Fue una noticia que llegó muy rápido a boca de todos, en menos de una hora la mayoría sabía que la cuarentena llegaba a  la capital regional de Magallanes, así a esa velocidad se propagó la noticia, mucho más rápido que el coronavirus.

    Así y todo los habitantes de Punta Arenas toman los resguardos en materia de abastecimiento, a pesar que desde la Intendencia Regional aseguraron que hay abastecimiento por todo lo que dure esta cuarentena en la capital regional de Magallanes.

  • Subsecretaria de Salud en contacto con ITV dice que los ventiladores llegarán a Punta Arenas de manera oportuna

    En contacto directo con ITV Patagonia, la subsecretaria de salud, Paula Daza, señaló que Magallanes contará oportunamente con nuevos ventiladores mecánicos.

  • La cuarentena total solicitada por los magallánicos tiene alcances y hay que conocerlos

    Son muchas las interrogantes acerca de la cuarentena en Punta Arenas, inclusos algunos confunden esta medida con el toque de queda, pero no es así, son totalmente distintas. El control tipo cuarentena tiene dos objetivos: el primero es verificar las personas que están ingresando y saliendo, si están en una situación de salud adecuada, y lo segundo es verificar si es que ellos debiesen estar cumpliendo una cuarentena y no lo están haciendo. De ser así, los que infrinjan se exponen a sanciones como multas e incluso privación de libertad.

    Hay algunos trámites que se podrán hacer en el horario fuera del toque de queda, pero son controlados por los salvoconductos para este tipo de efectos.

    Los salvoconductos serán entregados bajo tres vías, una es la Primera Comisaría de Punta arenas, de 8 a 13 horas y de 15 a 20 horas en el Gimnasio Fiscal de Carabineros, además de la página www.comisariavirtual.cl en donde se puede realizar el trámite de los salvoconductos.

    Por parte de las autoridades aseguran que la locomoción pública no debería verse afectada para el traslado de quienes tengan que movilizarse por la ciudad, ya sea por asuntos esenciales o por abastecimiento, debido a que se considera una actividad de primera necesidad.

  • Dana Cañón, la joven patrona de nave de la ciencia polar chilena

    Dayana Solange Cañón Ulloa, joven oriunda de Santiago, por estos días acaba de finalizar su participación en la LVI Expedición Científica Antártica (ECA 56) del Instituto Antártico Chileno (INACH). Se desempeñó desde el 4 de enero hasta la primera quincena de marzo como patrona de nave menor en la base “Profesor Julio Escudero” y cumplió a cabalidad con la importante función de movilizar a investigadores, logísticos y funcionarios del INACH a sus diferentes áreas de trabajo, además de transportar carga y materiales.

    “Dana”, como le gusta que le digan, relata que es su primera vez trabajando en la isla Rey Jorge y para ella esta experiencia es un verdadero sueño cumplido. “Yo siempre había soñado con venir a la Antártica; entonces estaba en constante búsqueda de posibilidades para trabajar aquí. Ya conocía el INACH, siempre ingresaba a la página web para ver sus publicaciones y un día vi que estaban solicitando personal logístico y uno de esos puestos era para patrón de nave menor. Postulé en el 2018, mis datos quedaron dentro y recién a finales de diciembre de 2019 me llamaron para la ECA 56”, cuenta.

    Cursó la carrera de Ingeniería en Gestión de Expediciones y Ecoturismo, mención en Navegación, en la Universidad San Sebastián sede Santiago. “Me formé en el área de navegación y buceo, me enseñaron cómo desempeñarme en mar, a vela, en zodiac, por los fiordos, en definitiva, todo lo relacionado al agua. Y había la posibilidad de optar a diferentes licencias con la Armada, que es a la que yo quise optar, ya que sabía que era una gran oportunidad. Eso fue hace tres años. De ahí, obtuve la licencia y primero me dediqué al turismo”, señaló y agregó que había otras mujeres que obtuvieron la misma licencia de patrona de nave que otorga la Armada.

    Trabajó en los fiordos de Puerto Montt al sur. La última expedición en la que estuvo cumpliendo funciones fue en los Campos de Hielo Sur en el glaciar Pío XI donde se embarcaban dos días en una lancha para llegar. Sobre las diferencias entre esta última experiencia laboral y la actual, ella expresa: “El paisaje es totalmente distinto, uno ve los paisajes de Chile y el de acá en Antártica, este es un desierto antártico, de hielo, eso no se ve en otros lugares, donde todo es verde, pero en cuanto a las condiciones del clima en el mar son muy parecidas, solo que es más helada el agua. Me habían tocado acumulaciones de hielo en Campos de Hielo Sur, pero acá es distinto, el viento a veces trae mucho hielo y a veces simplemente no hay nada. Los glaciares están llenos, se observan los desprendimientos, hay días que el mar está congelado en ciertas partes por la cantidad de hielo, formándose una pared de hielo y eso no me había tocado vivir”.

    Para ella fue una experiencia realmente enriquecedora y sobre sus días en Antártica concluye: “Siento que he aprendido muchísimo de todas las personas que están acá, tanto del personal logístico como de los investigadores. Por una parte, los científicos siempre tienen algo que enseñar, que entregar, ellos son muy felices de contar lo que están haciendo, ya que es su tema obviamente; y los logísticos al final son como una familia: te acogen, te enseñan, te ayudan, es un gran equipo de trabajo. No tuve ningún problema y me sentí muy cómoda en la base”.

    Asimismo valora su labor el director del INACH, Dr. Marcelo Leppe Cartes, quien destaca: “El trabajo realizado por Dayana demuestra que incluso en las labores más duras en Antártica hoy día existe un criterio que está abriendo las puertas para que mujeres puedan realizarlas. Ella es muy joven, tiene muchas habilidades técnicas, tanto en logística como también en operación de los botes de goma. Yo creo que es súper importante, el seguir fortaleciéndola. De hecho, para la próxima ECA vamos a tratar de ampliar el personal para operar en verano con el mismo perfil de Dayana, porque tiene buen manejo de grupos de trabajo, excelente relación con sus colegas y pares y un trato muy respetuoso con todos los investigadores”.

    Si bien es cierto Dana no es la primera mujer en ejercer estas funciones, “sus labores no solo se circunscriben a la labor de patrona de bote, sino que ella se desempeña como una logística integral”, puntualiza el director de INACH.

Más Vistas

Nuestros Programas

Nuestras Redes