Opinión

Empatía: el desafío empresarial en época de crisis

Son tiempos difíciles tanto para las personas, las comunidades, los emprendedores y también para las empresas. Y esto ocurre porque quizás ninguno de nosotros está realmente preparado para una situación de crisis como la que estamos viviendo y no existe la receta perfecta para saber cómo reaccionar. Sin embargo, estas últimas semanas nos hemos dado cuenta que en la empatía (ponerse en el lugar del otro) es factible encontrar una nueva mirada. Un camino que aporta de forma positiva a nuestra sociedad y las empresas, quienes hoy hemos entendido cumplen un rol fundamental para la contención de sus colaboradores, clientes y socios.

La vivienda, la salud, la educación y el transporte son necesidades indispensables para el ser humano. En este contexto, en Chile, por ejemplo, el arriendo se ha transformado en la primera alternativa viable para quienes buscan una propiedad. Las cifras entregadas por un estudio realizado en 2018 por Techo y Mercado Libre Clasificados, las cuales aseguran que las búsquedas de propiedades para arrendar han aumentado en alrededor de 34% entre 2007 y 2017. La situación de incertidumbre que vivimos hoy ha venido a corroborar esa tendencia y el mercado ha profundizado su búsqueda de alternativas que le permitan mayor movilidad.

Por otro lado y en esa línea, según cifras de Tattersall Arriendos, el 80% de quienes postulan a acceder a una vivienda con un valor de arriendo entre $200.000 y $1.000.000 destinan en general 1/3 de sus ingresos en este concepto. En ese contexto, en el área de arriendos de Tattersall GDA surge la iniciativa de proponer un gesto para ayudar en el complejo escenario desde nuestro rol de intermediarios. Partimos por revisar las cifras y luego establecer contacto con los propietarios para sugerir no aplicar el reajuste del IPC del mes de diciembre, propuesta que fue muy bien recibida y aceptada por todos los propietarios.

Por lo otro lado y a pesar de que el impacto del gesto no es significativo en términos cuantitativos, si resultó ser muy valorado por los arrendatarios en general. Esto es el reflejo de que, si bien no existe la receta perfecta en época de crisis, si como empresa podemos optar por la empatía y compromiso para quienes son parte importante de nuestra compañía. Este periodo invita a que cada uno de nosotros desde su vereda pueda mirar la realidad desde donde está inserto para así hacerse cargo de las dificultades que se observan en nuestro entorno. Sin duda, esperamos que este tipo de iniciativas centradas en la empatía que podemos sentir por el otro, sean parte de los lineamientos que puedan marcar finalmente el nuevo camino de nuestra sociedad.

 

Sandra Betancur Rivera
Jefa de Área Administración y Arrriendo
Tattersall GDA

Sobre el autor
  • Trabajadores de sectores turístico y gastronómico de Magallanes se capacitan en inglés con apoyo de Enap

    -Iniciativa beneficia principalmente a garzones, quienes buscan adquirir nuevas herramientas durante este tiempo de pandemia para poner en práctica sus conocimientos una vez que se reactive este importante sector productivo.

    -En paralelo, se están desarrollando otros cursos de inglés que capacitan principalmente a mujeres de Punta Arenas.

     

     

    Entendiendo que el dominio de un segundo idioma siempre abre puertas laborales y permite potenciar sectores como el turismo y la gastronomía regional, ENAP Magallanes está impulsando diversas capacitaciones en “Inglés básico” para entregar una nueva herramienta a trabajadores de dichos sectores que hoy enfrentan un difícil momento debido a la pandemia por coronavirus.

    El desafío es que mientras se está a la espera de que se reactiven restaurantes, pubs y hoteles de la región, los trabajadores adquieran estos conocimientos que les permitan desempeñar de mejor forma sus labores en una región que año a año recibe a miles de turistas de distintas partes del mundo. Por ello, el curso les permitirá utilizar herramientas básicas de vocabulario, estructuras gramaticales y expresiones simples del idioma inglés.

    La iniciativa ha sido muy bien recibida por quienes lideran ambos sectores, agradeciendo a ENAP el apoyo. “Estamos muy agradecidos de ENAP, por la oportunidad que se les brinda a los trabajadores de nuestro rubro, sin duda es una gran herramienta para el turismo en general en Magallanes, porque el rubro gastronómico está muy ligado a la actividad turística, así que es una muy buena inversión por parte de la empresa”, expresó Claudia Grandi Pagels, Secretaria Asociación Gremial de Operadores Gastronómicos de Punta Arenas.

    El curso de inglés para el sector gastronómico de Punta Arenas tiene un cupo de 17 personas, principalmente garzones. Respecto del sector turístico, se están coordinando capacitaciones con la Gobernación de Última Esperanza para promover uno en Puerto Natales y también con la Municipalidad de Primavera, para realizar un curso en esa comuna fueguina, ambos con cupo de 15 personas. “Estamos muy contentos de poder gestionar estos cursos de inglés. Ya hemos concretado dos en Punta Arenas, beneficiando a distintos vecinos y vecinas de la comuna; y estamos gestionando estas capacitaciones con el sector turístico y gastronómico de la región, lo que es muy importante, porque ellos están pasando un período muy complejo debido al cierre de locales por la pandemia y el poder capacitarse en este tiempo resulta fundamental, a la vez que es una inyección de energía para cuando puedan volver a trabajar”, explicó Alfonso Pacheco, jefe de comunidades y RSE ENAP Magallanes.

    De acuerdo a las cifras, hasta el momento estas capacitaciones en inglés permitirán capacitar a más de 100 personas en la región, no descartándose el poder aumentar ese número en los próximos meses. “En Punta Arenas ya son 35 vecinos y vecinas los que se han capacitado en inglés; y ahora junto con la Municipalidad de Punta Arenas estamos gestionando otros 2 cursos para mujeres pertenecientes a programas del municipio, serán 30 personas en total. Si sumamos todas las iniciativas que estamos desarrollando hasta ahora, podemos decir que más de 100 personas se estarán capacitando en inglés, sin descartar que podamos abrir nuevos cursos en las próximas semanas”, agregó Pacheco.

  • ¿Cómo ve la comunidad la problemática del castor?

    A lo largo de su historia, Tierra del Fuego ha sido escenario de disputas territoriales, primero entre los pueblos originarios y los inmigrantes europeos que establecieron estancias ganaderas, y luego entre los gobiernos de Chile y Argentina que deseaban establecer soberanía sobre este lejano y austral territorio.

    Pero hay un habitante de la isla que ha logrado establecerse casi en cada rincón de su geografía, sin encontrar oposición eficaz, desafiando una y otra vez los esfuerzos por controlar su expansión y detener el negativo impacto sobre la flora y la fauna nativas. En los 74 años que han pasado desde que el castor (Castor canadensis) fue intencionalmente introducido en Tierra del Fuego, mucho ha cambiado. Tales cambios han ido en el sentido absolutamente contrario de lo planeado inicialmente por quienes en la década del 40 creyeron que el castor podría traer beneficios para el desarrollo económico y el poblamiento. Se pensaba que este roedor permitiría generar un polo de desarrollo en la Patagonia de la, en ese entonces, atractiva industria de venta de pieles finas. Con satisfacción, el gobierno argentino informaba de la compleja operación de transportar 20 ejemplares de castor en un periplo que significó cruzar el continente americano de punta a punta, desde Canadá hasta el lago Fagnano.

    La experiencia, no obstante, no se desarrolló como se esperaba. El castor encontró desde el primer momento condiciones ambientales óptimas para su propagación. Los centenarios bosques de Nothofagus resultaron ser una atractiva fuente de alimentación, lo que sumado a la inexistencia de predadores naturales, permitió que este roedor se expandiera hasta alcanzar hoy una población que supera los 100 mil ejemplares y que ha colonizado no sólo Tierra del Fuego, sino también las islas adyacentes. Mostrando una sorprendente capacidad de adaptación, ha prosperado no sólo en las zonas de bosques al sur de Tierra del Fuego: ha logrado ocupar las áreas de estepa, luego cruzar el estrecho de Magallanes, y adentrarse en el continente, habitando hasta el momento territorios al sur de la ciudad de Punta Arenas.

    Sus impactos ecológicos son devastadores. El castor se transformó en una dañina especie exótica invasora y en la principal amenaza de los bosques de la Patagonia y de la rica biodiversidad que albergan. Alto ha sido el interés en comprender tanto su impacto medioambiental, como la magnitud de las consecuencias económicas de este daño. Las pérdidas económicas son cuantiosas, hoy se estima que superan los 73 millones de dólares para el Estado de Chile, en cuanto a pérdida de ingresos económicos por producción de madera, costo de oportunidad por ganado producido, recursos dirigidos a investigación o control de la especie, además de pérdidas asociadas a la biodiversidad, entre otros.

    Menos abordado hasta ahora ha sido el impacto social y cultural de la invasión del castor. Conocer cómo la sociedad se enfrenta a esta problemática ambiental debe ser uno de los puntos de partida al momento de generar una estrategia que aborde en forma integral la gestión de esta especie exótica invasora. Por ello, el Proyecto “Fortalecimiento y desarrollo de instrumentos para el manejo, prevención y control de castor (Castor canadensis) una especie exótica invasora en la Patagonia” (también conocido como GEF Castor) se propuso evaluar este aspecto en el marco de la actualización del estudio sobre el impacto económico de esta especie, y preguntarse cómo ve la comunidad la problemática del castor. Ello, con el propósito de conocer las visiones, valores, actitudes y conocimiento de los actores locales para enfrentar la invasión de la especie.

    El estudio socioeconómico, desarrollado por la Universidad de Chile, arroja que existe diversidad de opiniones desde diferentes actores locales, aunque se observa que, en general, existe una valoración negativa hacia la presencia de la especie en la Patagonia. La mayor parte de los actores entrevistados para el estudio, consideró que el principal impacto del castor es la pérdida de capital natural por sobre las pérdidas económicas directas.

    Resulta relevante que los daños causados a los ecosistemas en su capacidad de ser hábitat para diversas especies de flora y fauna y, de aportar al secuestro de carbono sean comprendidos por la comunidad de Magallanes, tal como lo demuestra el estudio. También, es interesante constatar que el sector turístico, si bien muestra niveles de conocimiento dispar respecto al problema, comprende el negativo efecto que el castor ha tenido desde que se estableció en la Patagonia.

    Conseguir que la sociedad en su conjunto comprenda la urgencia e importancia de hacerse cargo de este desafío ambiental ha sido una preocupación permanente del Proyecto GEF Castor, junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y el Ministerio del Medio Ambiente. Es por esto que en conjunto se han desarrollado diversas acciones de difusión y educación. Estas se han orientado tanto a público general como a determinados grupos de interés, como ganaderos y operadores turísticos. Los niños y jóvenes han sido objeto de especial atención, ya que la educación ambiental a temprana edad es la que logra mejores resultados a largo plazo.

    El Proyecto GEF Castor busca implementar acciones que ayuden a evitar el avance de la especie y preservar el patrimonio natural y la biodiversidad, que hoy están gravemente afectados. Se trata de una ambiciosa iniciativa que es financiada por el Global Environment Facility (GEF), y en la que también participan el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la Wildlife Conservation Society (WCS).

     

     

    Eve Crowley  – Representante de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Chile.

    La Tercera

  • 2.036 nuevos casos de Covid-19 en Chile que totaliza 373.056 diagnosticados. 66 fallecidos en la última jornada

    Chile registró 2.036 nuevos casos de Covid-19 durante la última jornada, llegando a un total de 373.056 contagiados desde el inicio de la pandemia.

    De acuerdo al Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas fallecieron 66 personas, con un total de 10.077 víctimas fatales por el coronavirus.

     

    27 nuevos casos de Covid-19 en Magallanes que totaliza 2.018 diagnosticados. Total de fallecidos 30 personas

  • 27 nuevos casos de Covid-19 en Magallanes que totaliza 2.018 diagnosticados. Total de fallecidos 30 personas

  • Cinco trabajadores de Áreas Verdes accidentados por la poca empatía de algunos vecinos

    Falta de conciencia y empatía de algunos vecinos de Punta Arenas, han generado que 5 trabajadores de la empresa Áreas Verdes, hayan sido afectados por accidentes, producto de elementos corto punzantes mal dispuestos en la basura domiciliaria, en lo que va del año 2020.

    Es por esto, que como una forma de llamar la atención de los vecinos y fomentar la empatía con los trabajadores de la empresa, el alcalde Claudio Radonich hizo un llamado a la ciudadanía para pensar en la tremenda tarea que cumplen a diario. “Son vecinos nuestros que todos los días trabajan para que nuestra ciudad esté más limpia, por tanto debemos cuidarlos”.

    “Hemos visto que hay algunas personas que creen que la basura desaparece, pero no, se retira y procesa, pero para ello hay trabajadores realizando dicha tarea. Hoy más que nunca, requerimos empatía con una pequeña acción en nuestros hogares, ya que hasta hoy 5 funcionarios de la empresa Áreas Verdes se han visto afectados por basura mal dispuesta, sobre todo con elementos corto punzantes que vienen en las bolsas”.

    Por lo mismo, Julio Castro Alvarado, jefe Operaciones de Áreas Verdes, confirmó que “hemos tenido varios accidentes, por la mala disposición de algunos elementos por parte de los vecinos, los que pueden producir todo tipo de problemas, así que hacemos un llamado a disponer de buena manera los desechos”.

    “Por ejemplo, las agujas hipodérmicas dentro de una botella plástica con la punta doblada, los vidrios al interior de una caja con marcas distintivas, entre otras conductas que ayudan en el trabajo que realizamos a diario”, agregó Castro.

    Uno de los accidentados, Mauro Nahuelcar, relató que al igual que a otro de sus compañeros, al recoger una de las bolsas, se accidentó con botellas quebradas que venían al interior, lo cual dejó 5 puntos en su pierna izquierda producto del corte y 10 días de licencia médica.

    “Les pedimos que tengan cuidado y piensen en nosotros, ya que es muy molesto y enoja cuando estas cosas pasan, porque hay que tener cuidado con los demás, y no solamente con uno”, dijo Gabriel Danich, chofer de camión recolector de la empresa Áreas Verdes.

Más Vistas

Nuestros Programas

Nuestras Redes