12.1 C
Punta Arenas
viernes, 03/02/23
spot_img

Pese a las dificultades climáticas, turista español que rema hacia la Antártica ya cumplió la mitad de su recorrido

Antonio de la Rosa no la ha visto fácil, en su viaje solo en la lucha por defender los mares de la contaminación, ha debido sortear distintos obstáculos en alta mar.

spot_img
spot_img

El deportista y aventurero español, Antonio de la Rosa, quien se encuentra realizando una travesía desafiando a los el mar, con el fin de llegar a la Antártica en defensa de los océanos sanos y sin residuos, tuvo un percance a tan solo 450 kilómetros de su finalización.

Con 11 días en alta mar, ha debido sortear los fuertes vientos y corrientes submarinas, son esas mismas las que este pasado viernes lo hizo quedar varado por unas horas, inclusive, dando un tumbo de 360 grados a su barcaza en una ocasión, por los más de 80 kilómetros por hora que le entregó una tormenta de viento.

Vale destacar que, el trayecto del español no está pudiendo ser en línea directa, en su embarcación Ocean Defender, que está diseñada específicamente para remar durante largos días en alta mar y es capaz de darse la vuelta sin ayuda de ninguna persona si se queda bocabajo por el oleaje, esto, precisamente por los vientos y la marea.

“Las corrientes entre Chile y la Antártica son como ríos que se van moviendo constantemente, son prácticamente indetectables, no como los vientos, que los detectan los sistemas”, detalló De la Rosa por sus redes sociales.

No contaba con este enemigo, las corrientes me lo están poniendo muy difícil, esperaba manejar los vientos para bajar hacia la Antártica, pero las corrientes aquí son imposibles de prever, van en todas las direcciones, a diferencia de lo que pasa en aguas de zonas como el Atlántico y el Pacífico, que son más o menos estables”, agregó el aventurero.

Esta expedición no solo comprende remar en solitario desde la ciudad chilena más austral, Puerto Williams, hasta la isla Elefante de la Antártica, sino que después deberá navegar 2.000 km en vela hasta la isla de Georgia del Sur y cruzar a pie ese islote helado hasta el punto final.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

spot_img

Te puede interesar

Últimas noticias

spot_img