Noticias

Comparte:
Tecnóloga Médica llega a dirigir el Centro Asistencial Docente y de Investigación de la UMAG

-La profesional Karena Espinoza Saavedra, con más de 10 años de experiencia en las áreas de administración y gestión en salud y, además, una nutrida formación de postgrado, ganó el concurso público para ser la titular del moderno establecimiento universitario.

Pese a que comenzó a trabajar en mayo tras asumir su cargo de manera semipresencial en medio de la pandemia que estamos viviendo, ayer jueves 25 de junio, la tecnóloga médica y directora asistencial del Centro Asistencial Docente y de Investigación de la Universidad de Magallanes (CADI UMAG), Karena Espinoza Saavedra, se trasladó, de manera definitiva, a Punta Arenas, para encabezar el desafío de implementar, en el corto plazo, el funcionamiento total del recinto de salud impulsado por la casa de estudios y financiado por el Gobierno Regional a través del Plan de Zonas Extremas.

Formada profesionalmente en la Universidad de Concepción, la mayor parte de su vida laboral ha transcurrido en Santiago, ciudad donde, en los últimos años, hizo docencia e investigación en la Universidad del Desarrollo, específicamente, en el Centro de Genética y Genómica, y el Laboratorio Clínico de Biosoluciones, el cual dirigió. En la capital también realizó su formación de postgrado, con variados diplomados y pos títulos, a los que sumó dos magísteres: uno en Administración y Gestión de Salud, y otro en Desarrollo Curricular y Proyectos Educativos.  Pero antes de todo eso, la profesional vivió dos años en Magallanes (2009 y 2010), desempeñándose en el Centro de Responsabilidad Anatomía Patológica del Hospital Clínico y, asimismo, como docente adjunta, en la carrera de Enfermería de la UMAG.

“Una de las decisiones que pesó para postular a este cargo y continuar con el proceso es porque fui hija adoptiva de Punta Arenas, mi marido es magallánico, tenemos familia, y con el tiempo seguí viajando para acá, por lo menos dos o tres veces en el año”, relata Karena, agregando que “me siento muy orgullosa de haber sido seleccionada porque el CADI es un desafío súper importante y me siento preparada para poder llevar adelante esta dirección asistencial. Sé lo importante que es para la región, y el desafío que significa tanto para el Gobierno Regional, la Universidad de Magallanes, sus estudiantes y los mismos pacientes que a futuro se van a atender ahí”.

Un modelo asistencial de calidad y otros énfasis

Ya físicamente en Magallanes, la profesional afirma que están trabajando a “toda máquina” junto a las autoridades y equipos técnicos de la Universidad en el modelo de gestión que será implementado en el CADI, ya que el objetivo es ponerlo en marcha a la brevedad posible, con un plazo máximo de funcionamiento de todas sus instalaciones, a marzo de 2021.

En ese contexto, informó que presentó una propuesta de Plan Estratégico y que su elaboración está desarrollo con cinco ejes ya definidos: asistencial, docencia, vinculación con el medio, gestión e investigación. A partir de ello dijo que uno de los énfasis que buscarán robustecer, será la parte asistencial, “dado que para la normativa sanitaria prima por sobre lo docente”, explicó. Por esta razón, sostiene que “el modelo de gestión que nosotros finalmente desarrollemos en el CADI tiene que estar enfocado en la gestión de calidad de las atenciones, su oportunidad y continuidad, porque tenemos a futuro que pensar que, como institución de salud, tenemos que acreditarnos ante la Superintendencia de Salud, entonces se desarrolla, con mucha pertinencia, todo este eje estratégico”. De hecho, comenta que “como ya se está armando el equipo completo del CADI, se creó la Unidad de Calidad, porque nos interesa que las prestaciones sean de calidad”.

Espinoza también hizo hincapié en que una de las tareas más importantes que desempeñará el recinto, tiene que ver con la complementariedad que aportará al sistema de salud público de la región. “Nuestro ideal es que nosotros seamos una institución de salud que pertenezca al polo sanitario de la región de Magallanes, pero que no venimos a competir con las instituciones de salud ya existentes. El CADI, gracias a que es una acción que nació bajo el alero del Gobierno Regional y la UMAG, viene a complementar las atenciones de salud, entonces estamos desarrollando con distintos clínicos del Hospital programas integrales de atención para que sean las primeras atenciones que nosotros podamos ofrecer en el CADI”, señaló.

La base para ello, -según explica- serán dos o tres patologías con mayor prevalencia en la zona. “¿Qué significa integrales? Que el paciente, de una cierta patología que va a estar asociada a estos programas, pueda acceder a prestaciones de Enfermería, de Medicina, de Psicología, de Nutrición, de Fonoaudiología, etc. programas multidisciplinarios”, añade.

Este Plan está pensado para un periodo de 4 años (2020-2024) y contempla, aproximadamente, 102 acciones que se van a desarrollar para implementar el CADI en su totalidad. “En este minuto estamos trabajando para contar con las autorizaciones sanitarias de todas las instalaciones y que todo el equipamiento esté funcionando y que, esperamos, sea pronto. Pero también entendemos que tenemos que respetar los plazos que exija la autoridad sanitaria porque es una institución de salud que va a funcionar como tal. Y tenemos que respetar toda la normativa de salud existente”, afirmó.

CADI y el escenario del COVID

Ahora, frente a la contingencia, la directora del CADI, indicó que la idea es seguir colaborando y aportando para detener el avance del coronavirus, una labor en la que el centro “ha sido fundamental desde el inicio”, resalta, con la puesta en marcha del Laboratorio de Medicina Molecular para la detección de los casos positivos.

“Sabemos que esta pandemia, a la larga, va a traer otras consecuencias en lo asistencial para el Hospital o la salud primaria. Quizás van a existir mayores listas de espera o va a haber déficit de atenciones de algunas prestaciones, entonces ahora nuestro objetivo es que podamos ayudar el Servicio de Salud en eso. Que quizás podamos ofrecer nuestras instalaciones que están libres de COVID para que se puedan atender pacientes, realizar procedimientos, etc. porque el CADI también cuenta con alta tecnología. Queremos complementar y ayudar a la región, ese es el objetivo final y más importante del CADI”, concluyó.

Nuestros Programas

Nuestras Redes