11.1 C
Punta Arenas
domingo, 25/02/24

El 2% de los magallánicos sufren de epilepsia, principalmente niños y adultos mayores

Una enfermedad que puede llegar a ser incapacitante pero que tiene tratamiento.

Este 26 de marzo se conmemoró el día mundial de la Epilepsia, una enfermedad neurológica caracterizada por una actividad eléctrica cerebral anómala que provoca convulsiones, conductas o sensaciones poco frecuentes y en ocasiones pérdida del conocimiento.

De acuerdo a la doctora Paola Amaro, neuróloga y jefa de la Unidad de Electroencefalografía y sueño del Hospital Clínico de Magallanes si bien no hay cifras concretas, al menos el dos por ciento de las personas en la región tienen epilepsia.

LEE TAMBIÉN Presentan Carnet Climaterio para control de pacientes en atención primaria

Todos lo pacientes con esta patología son tratados en el Hospital Clínico. "Es importante recalcar que cualquier persona puede tener epilepsia. Se presenta más altamente en niños y adultos mayores, pero aparece en distintas etapas de la vida", aclara la doctora Amaro.

¿Cómo tratarla?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 50 millones de personas en el mundo tienen esta patología, de las cuales cerca del 80% pertenecen a países de ingresos bajos o medianos. Asimismo, se estima que el 70% de los pacientes con este trastorno neurológico podrían vivir sin convulsiones si se diagnosticaran y trataran adecuadamente.

De acuerdo a la Dra. Anna Milan, neuróloga de Clínica Dávila, hasta un 70% de pacientes logran un buen control de sus episodios con tratamiento médico en monoterapia, es decir, con el uso de un solo fármaco. Mientras que un 30% va a tener mayor dificultad para controlarlas. Sin embargo, comenta que, por lo general, el paciente puede tener una vida normal, solo con leves limitaciones en algunas actividades de riesgo, lo que se debe determinar caso a caso y por un especialista.

Para tener en cuenta los pacientes epilépticos

  • Evitar la foto estimulación
  • evitar el alcohol
  • evitar trasnochar

Lo que debe y no debe hacer en una crisis

  • Evitar que la persona se lesione aún más. Poner una almohada bajo su cabeza para que no se golpee y genere lesiones con el entorno.
  • No introducir elementos en la boca. Esta acción es más peligrosa que la potencial mordedura de lengua, ya que la persona puede llegar a asfixiarse.
  • Tras el término de la crisis, posicionar al paciente en decúbito lateral con el brazo de abajo en flexión y el otro estirado hacia el lado, la pierna inferior en extensión y la superior flectada en la rodilla.
  • No dejar a la persona sola, ya que puede llegar a experimentar desorientación y desconexión.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias