6.1 C
Punta Arenas
miércoles, 24/04/24

Científicos de Argentina y Chile contribuyen a la conservación marina en la Antártida

Durante tres meses, Gino Liche y Alejandro Mazzei cumplieron un papel crucial como observadores científicos a bordo del buque Puerto Ballena en el mar de Ross.

En una colaboración trascendental para la investigación y protección de los recursos marinos en la región antártica, Alejandro Mazzei del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero de Argentina (INIDEP) y Gino Liche del Instituto de Fomento Pesquero de Chile (IFOP) desempeñaron un papel clave como observadores científicos a bordo del buque Puerto Ballena de PescaChile en el mar de Ross, Antártida.

Ambos profesionales fueron capacitados por el Instituto Antártico Chileno (Inach) en las medidas de conservación y el esquema de observación científica de la Convención para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA), lo que les permitió recolectar datos biológicos cruciales sobre la austromerluza antártica y otras especies marinas.

Durante su embarque, llevado a cabo en noviembre pasado desde Punta Arenas, enfrentaron desafíos climáticos y técnicos mientras navegaban hacia el mar de Ross, distante a 20 días de navegación. Durante tres meses, su dedicación se reflejó en la meticulosa recopilación de datos biológicos y la identificación de especies secundarias, contribuyendo así a los esfuerzos de conservación y gestión sostenible de los recursos marinos en el Continente Blanco.

Esta colaboración entre Argentina, Chile y el Inach garantiza la calidad y precisión en la recolección de datos, fortaleciendo los esfuerzos de investigación y conservación en la región antártica. La Dra. Lorena Rebolledo, investigadora del INACH, destaca la importancia de los cursos de capacitación para observadores científicos, que los preparan en medidas de conservación y metodología de muestreo de peces antárticos, aves y mamíferos marinos.

La labor de observación científica en el mar de Ross no estuvo exenta de desafíos, con condiciones climáticas adversas y presencia de hielo marino. Sin embargo, el compromiso de Mazzei y Liche demuestra el valor y la necesidad de este trabajo para comprender y proteger los ecosistemas marinos en la Antártida.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias