7.1 C
Punta Arenas
lunes, 22/04/24

Mujeres líderes en la Antártica: un reconocimiento a las jefas de bases científicas

El Inach desempeña un papel fundamental en el impulso y apoyo a la participación de las mujeres en la ciencia antártica.

Hace 27 años, Yasna Ordóñez (INACH) se convirtió en la primera mujer en liderar una base chilena en la Antártica. Hoy, se destaca la valiosa labor de mujeres cuyo profesionalismo ha sido fundamental para dirigir la base Escudero, la principal estación científica nacional en el Continente Blanco.

Desde los primeros días de exploración polar hasta la actualidad, las mujeres han desafiado los límites en la Antártica, contribuyendo al conocimiento científico y al liderazgo en un entorno único y desafiante. En el Instituto Antártico Chileno (INACH), su trabajo representa no solo un testimonio de igualdad de género, sino también un símbolo de excelencia y dedicación en un ambiente extremo.

En 1997, Yasna Ordóñez Kovacevic se convirtió en la primera jefa de la base "Profesor Julio Escudero" en la isla Rey Jorge, marcando un hito en la historia antártica chilena. Su nombramiento fue inesperado pero reflejó su profundo conocimiento y compromiso con la institución. 

Mónica Rojas Silva fue designada como jefa de la base Escudero al año siguiente, demostrando su amplio conocimiento en aspectos administrativos, técnicos y logísticos. Ambas mujeres enfrentaron desafíos únicos, desde la adaptación al clima antártico hasta la coordinación de diversas instituciones nacionales e internacionales.

Ambas profesionales concuerdan en que la presencia femenina era muy limitada a finales de los años noventa, especialmente en la ciencia antártica. Yasna recuerda a la Dra. Teresa Torres, que trabajaba con maderas fósiles, y a su ayudante, Ingrid Hebel (actual docente de la Universidad de Magallanes); también a la Dra. Margarita Préndez, especialista en estudios de aerosoles y a un grupo de jóvenes que estudiaban pingüinos antárticos. Con respecto a la logística, habían secretarias que desempeñaban principalmente funciones administrativas. 

Actualmente, son muchas más las mujeres que han sobresalido por sus habilidades, demostrando estar ampliamente calificadas para ocupar el puesto de jefa en las bases antárticas del INACH.

La oceanógrafa Dra. Lorena Rebolledo Manríquez es una de ellas. La investigadora del Inach ha sido jefa de base en tres temporadas, además de desempeñarse como jefa científica de la ECA Marítima 60. Fue jefa de la base Yelcho en 2019 y 2020; y a finales de 2023 y principio de 2024 asumió como jefa de la base Escudero.

La Dra. Carla Ximena Salinas Silva también fue jefa de base en ambas estaciones: en marzo de 2022 en base Escudero y en el verano de 2023 en Yelcho. “Las funciones de una jefa de base son bastante multidisciplinares y van desde establecer las normas de convivencia dentro de la base, coordinar el trabajo de los científicos en terreno para que puedan cumplir sus objetivos durante el período en el que están en la base, hasta conocer el estado de la base”, señala.

Hoy INACH puede celebrar un hito significativo: por primera vez se ha logrado la paridad en la selección de jefaturas de base para la Expedición Científica Antártica. Este logro representa un avance sustancial hacia la inclusión de la mujer en roles que, aunque siempre han sido ejecutados por ellas, la sociedad ha tendido a invisibilizar.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias