10.1 C
Punta Arenas
viernes, 23/02/24

En un 30% se han reducido las poblaciones de tres generaciones de pingüino barbijo en la Antártica

Preocupante panorama enfrenta una de las especies emblemáticas del continente.

En la península Antártica y sus islas marítimas más al norte (islas Shetland del Sur e islas Orcadas) se reproducen cerca del 60% de la población mundial de pingüinos barbijo (Pygoscelis antarcticus), una emblemática especie del Continente Blanco que ha experimentado una dramática disminución de alrededor de un 30% de su población en solo tres generaciones.

Este categórico dato es parte de un estudio confeccionado por el investigador del Instituto Antártico Chileno (INACH) e Instituto Milenio BASE, Dr. Lucas Krüger y publicado recientemente por la revista especializada Diversity, en donde además revela que en un periodo de 40 a 50 años, el 62% de las colonias (grupos de pingüinos) sufrieron disminuciones superiores al 50%.

Advierte además que estas condiciones ya mencionadas (disminución de 30% en tres generaciones), lo situaría en la categoría de vulnerabilidad a la extinción, de acuerdo a los criterios que emplea la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Para realizar este elaborado análisis se estudiaron registros y conteos estandarizados de pingüinos en la península Antártica de seis décadas (desde 1960). Asimismo desde el año 2017 que un grupo internacional de científicos y científicas se dedica a compilar toda la información existente y disponibilizar eso en una plataforma de libre acceso que se va actualizando todos los años y que está disponible en el sitio web: https://www.penguinmap.com/

Posibles causas de la disminución

Existe cierta controversia en la comunidad científica respecto a los factores que pueden estar llevando a la disminución de las poblaciones de pingüinos barbijo. Evidencias recientes sugieren que “la razón más probable es el cambio espacio-temporal de la abundancia de kril en la zona norte de la península Antártica por el calentamiento y retracción del hielo marino en el periodo invernal”, declara Lucas Krüger.

Otras hipótesis relevantes tienen relación con la recuperación de las poblaciones de ballenas, que son importantes consumidores también del kril antártico, además del incremento de las pesquerías de kril en Antártica. “Estos factores podrían haber contribuido a la dinámica poblacional, aunque las evidencias sugieren que esto podría ocurrir solo cuando hay años de baja en la abundancia de kril”, agrega.

La península Antártica es una de las zonas del planeta que ha sufrido más rápidamente los efectos del calentamiento global en los últimos años y estos cambios son motivo de gran preocupación para científicos y científicas de todo el mundo.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias