4.1 C
Punta Arenas
domingo, 19/05/24

Chile registra el primer contagio en humano del hongo que afecta a gatos

El gato habría contraído el hongo al estar en contacto con otros gatos vecinos.

Después de la detección en Chile del peligroso hongo Sporothrix brasiliensis, originario de Brasil y que afecta principalmente a los gatos, se ha registrado el primer caso de una persona infectada con esporotricosis, la enfermedad transmitida por la bacteria fúngica.

La afectada es una mujer de 59 años que vive en la comuna de Concón, en la región de Valparaíso. Según el informe del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas (CDIEI) de la Universidad de Valparaíso, la paciente adquirió el hongo a través de su gato doméstico.

Por su parte, la mascota habría contraído el hongo al estar en contacto con otros gatos vecinos. Debido a las complicaciones avanzadas que experimentó, los veterinarios se vieron obligados a practicar la eutanasia al gato.

Rodrigo Cruz, médico infectólogo y director del CDIEI, informó que este primer diagnóstico “hasta ahora se trata de un caso aislado, (pero) no se puede descartar que pueda haber más gente infectada”.

¿Qué consecuencias tiene el hongo en los humanos?

Según el especialista, “hay indicios de que este agente patógeno está circulando a través de animales domésticos, en particular gatos. Por esto, nos parece oportuno y necesario hacer un llamado a la población para que vigile a sus mascotas y esté atenta a los signos iniciales de esta enfermedad”.

En los gatos, los signos de la infección se manifiestan en forma de heridas ulcerosas y sanguinolentas, que se localizan principalmente en la cara, abdomen y pliegues de las extremidades del animal. Si no son tratadas a tiempo, “pueden generar graves daños a animales y a los humanos que interactúan con ellos”, agregó el doctor.

En el caso de las personas, las consecuencias del hongo se manifiestan en etapas en la piel.

“El primer síntoma es un pequeño bulto rosado, rojo o púrpura que no duele y se asemeja a la picadura de un insecto. El bulto o lesión suele aparecer en el dedo, la mano o el brazo por donde el hongo penetró por primera vez a la piel, a través de alguna herida”, explican desde el departamento de Salud del estado de Nueva York.

A continuación, “aparece uno o más bultos sobresalientes o nódulos que se abren y pueden parecerse a un forúnculo”, agrega el organismo.

El director del CDIEI, Pedro Cruz, destacó que aquellos que están más expuestos a desarrollar casos graves de esporotricosis son aquellos que tienen problemas inmunosupresores o trastornos autoinmunitarios.

Este hongo, que también daña los ojos, “es capaz de invadir los pulmones y el sistema linfático, pudiendo incluso generar complicaciones que, dependiendo de las condiciones en que se encuentre el paciente, podrían llegar a ser potencialmente mortales”, aseguró.

Los expertos del CDIEI sostienen que los gatos infectados pueden transportar el hongo en sus garras y transmitirlo a través de secreciones nasales o estornudos.

Respecto a la paciente infectada, se informó que su diagnóstico fue temprano y que se encuentra en una condición de salud estable. Actualmente, está recibiendo tratamiento dermatológico para curar las lesiones en su piel.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias