5.9 C
Punta Arenas
jueves, 23/03/23
spot_img

La insólita petición de Felipe Rojas tras la muerte de Fernanda Maciel: “Diles que no soy violento” 

Durante las siete jornadas del juicio, se han presentado testimonios de familiares y amigos de Rojas y Maciel.

spot_img
spot_img

Hoy, martes 14 de marzo, se lleva a cabo la séptima jornada del juicio oral contra Felipe Rojas, el único sospechoso e imputado por el asesinato de Fernanda Maciel.

La víctima, una joven de 21 años en estado de embarazo de siete meses, desapareció a principios de 2018. Después de 16 meses de búsqueda, a mediados de 2019, se encontraron los restos de Fernanda y su bebé en una bodega ubicada en la comuna de Conchalí.

Las mentiras que Rojas habría pedido que dijeran por él

Durante las siete jornadas del juicio, se han presentado testimonios de familiares y amigos de Rojas y Maciel. Los dos se conocían desde 2008, cuando la familia de Fernanda se mudó a Conchalí y se convirtieron en vecinos. Con el tiempo, establecieron una relación de amistad que nunca evolucionó hacia algo más debido a que Fernanda no estaba interesada en Rojas de esa manera, al contrario que él.

En el juicio oral contra Felipe Rojas, la primera en hablar fue la fiscal de Delitos de Género y Violencia Intrafamiliar del Ministerio Público, Patricia Varas, quien acusa al acusado de violación con homicidio, aborto, inhumación ilegal y hurto simple. Durante su exposición, la fiscal presentó una detallada cronología del caso, incluyendo detalles previos y posteriores al crimen, como las supuestas mentiras que Rojas habría pedido a sus conocidos para encubrir su delito.

Dos días después de la última vez que se vio a Fernanda con vida, es decir, el 20 de febrero de 2018, Felipe se contactó con una expolola para hacerle una particular solicitud si es que la llamaban desde Carabineros. “Diles que no soy violento”, le habría dicho a la mujer, según declaró Varas.

Rojas tenía antecedentes. Mientras mantenía su amistad con Fernanda, él tuvo relaciones sentimentales con otras mujeres, las que fueron víctimas de sus arranques de ira y violencia descontrolada, se desprende de una investigación a la que tuvo acceso el matinal “Mucho Gusto”.

Entre estos destaca una denuncia en Carabineros de una expareja de él en 2017: “Comenzamos a salir, iniciando un pololeo. Los primeros meses fueron casi normales: discutíamos y me decía improperios. Pero en septiembre comenzó con agresividad física”.

“Comenzó a agredirme y a discutir con un niño”

“En su casa se descontroló. Comenzó a agredirme y a discutir con un niño que estaba afuera, jugando con petardos. El ruido le había molestado y por eso quiso salir a pegarle, pero el portón estaba cerrado. Ahí tomó una gran piedra e intentó tirársela. Llegó uno de sus hermanos y entre él y yo logramos reducirlo para que se calmara”, señala la mujer en esta acusación.

Además, en el momento en que Paola Correa, madre de Fernanda Maciel, le comentó que había puesto una denuncia por presunta desgracia por su hija, Rojas le pidió que “no me nombres a mí” ante las autoridades, aseguró Varas.

Igualmente, le pidió a un trabajador de la bodega que “mintiera acerca del momento en que él le había devuelto las llaves del lugar”, relató la fiscal, esto en medio de su renuncia como cuidador de la bodega, labor por la que acuñó el apodo de “el Bodeguero”.

La coartada también incluyó el decirles a sus cercanos que “participó en la búsqueda de Fernanda. Le pidió incluso permiso a su jefe para ausentarse de su trabajo”, pero familiares y amigos de la víctima han relatado que nunca lo vieron ayudando en la investigación.

“Desde el día uno negó su participación en los hechos”

“Desde el día uno negó su participación en los hechos. Y no solo eso, sino que obstruyó la investigación, entregando información falsa y pre constituyendo pruebas, con el objeto de eludir su responsabilidad”, agregó la representante del Ministerio Público.

Incluso, una vez, desde su casa, declaró a la prensa que “no voy a referirme a nada sobre eso (el hallazgo del cuerpo de Maciel). Todo a lo que tenga que referirme se va a hacer con la PDI, fiscales y… solo eso, por favor (…) Denme mi espacio, por favor. Yo no… a mí no me gustan estas cosas. Esto para mí, para todos, es una tragedia, no es un circo”.

En otra oportunidad, involucró a Luis Petersen, pareja de Fernanda en 2018 y padre del bebé que ella estaba gestando.

Mientras Luis estaba pasando por un momento desgarrador debido a lo ocurrido, las cámaras capturaron a Rojas tratando de consolarlo, aunque sin mostrar ninguna expresión de dolor en su rostro.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

spot_img
spot_img

Te puede interesar

Últimas noticias

spot_img