5.1 C
Punta Arenas
miércoles, 29/05/24

Los cambios que traerá Ley Jacinta en la licencia de conducir

Se busca elevar los requisitos para los individuos de edad avanzada que busquen renovar o obtener una licencia de conducir.

Este miércoles, parlamentarios de diversas bancadas y la familia de la pequeña Jacintapresentaron un proyecto de ley que busca modificar el Decreto con Fuerza de Ley N° 1 de 2009 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. El objetivo es incrementar las exigencias para los adultos mayores que deseen renovar o solicitar una licencia de conducir.

La propuesta, impulsada por Max Schnitzer y la abogada Liza Lucero, surgió a raíz de un trágico accidente ocurrido en agosto del año pasado. En dicho incidente, un conductor de 80 años, al volante de un vehículo de gran tamaño, colisionó con un auto más pequeño, que a su vez atropelló el coche en el que se encontraba la nieta de Max Schnitzer, la pequeña Jacinta González, de tan solo 5 meses de edad, junto a sus padres.

«Esta ley busca prevenir y que es importante asumir, por la seguridad de la población, que el debilitamiento de algunas aptitudes que, naturalmente sufrimos con la edad, puede ocasionar lentitud y errores en las reacciones, lo que trae como consecuencia que la conducción de vehículos motorizados se transforme en un peligro”, explicó la diputada Erika Olivera, quien lidera el patrocinio del proyecto.

¿En qué consiste la Ley Jacinta?

Max Schnitzer, abuelo de Jacinta, explicó que la legislación actual establece requisitos y restricciones para los conductores mayores que buscan obtener una licencia de conducir. Sin embargo, si una persona padece una enfermedad que puede causar una disminución significativa en sus habilidades, la municipalidad encargada de otorgar el permiso no tiene forma de conocer dicha situación.

“Nadie nos va a devolver a la Jacinta, pero queremos aportan un grano de arena. Es una ley de prevención no de castigo. Para que todos los adultos mayores sigan conduciendo, sólo con el requisito de un certificado de salud que los autorice a manejar. Me refiero, especialmente, a enfermedades gravísimas o en caso de estar desahuciado», enfatizó, según declaraciones que recoge La Hora.

El proyecto de ley indica que si alguien sufre de una enfermedad o alteración que pueda ser considerada incapacitante, deberá presentar un informe médico que certifique que su deficiencia está compensada y que se encuentra en un estado de salud normal y bajo control periódico, acompañado de exámenes pertinentes.

Para las personas mayores de 65 años, se requerirá un certificado de un médico geriatra o neurólogo que confirme que el solicitante de la licencia posee todas las capacidades físicas y motoras necesarias para conducir un vehículo motorizado y que no sufre de ninguna enfermedad cuyo tratamiento afecte su capacidad psicomotora de alguna manera.

En caso de que un médico emita un certificado o informe falso y se produzca un accidente con lesiones graves o gravísimas, se aplicará una multa de 200 UTM. Si el accidente resulta en la muerte, la multa será de 500 UTM.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias