2.1 C
Punta Arenas
domingo, 19/05/24

Advierten factores que propiciarían propagación de la malaria en aves de zonas subantárticas

En una reciente actividad organizada por el Centro Internacional Cabo de Hornos, un especialista explicó que las cada vez más altas temperaturas permitirían la proliferación de este tipo de parásito en la zona austral.

El arribo de mosquitos con malaria aviar que desde el siglo XIX ha causado un severo daño a la avifauna endémica de Hawái, Estados Unidos, tiene en alerta a científicos como Andrew Gregory, quien advierte que en Isla Navarino, Chile, se podrían dar las condiciones propicias para la propagación y establecimiento de este parásito en aves locales debido a diversos factores que se han desencadenado en los últimos años.

Gregory, quien es ecólogo y genetista de fauna silvestre de la Universidad de North Texas, expuso estos detalles en el reciente “Taller Internacional de Epidemiología y Conservación: un enfoque proactivo de la malaria aviar desde la Reserva de la Biosfera de Cabo de Hornos”, organizado por el Centro Internacional Cabo de Hornos (CHIC, por su sigla en inglés). La instancia contó con la participación de diversas personalidades del área científica, académica y de servicios públicos como el Ministerio del Medio Ambiente, SAG, Conaf, Sernapesca y Delegación Presidencial Provincial de la Antártica Chilena.

“El foco del trabajo es observar cómo la confluencia de la cultura, el cambio climático y la biodiversidad de la vida silvestre se agrupa para impactar en el surgimiento de la malaria aviar en esta región y cuáles consecuencias ecológicas podrían tener”, mencionó el profesional estadounidense.

Eso sí, llama a la calma a habitantes de la zona austral, ya que “no es un parásito que pueda sobrevivir en humanos, por lo que el humano no se debe preocupar de contraer malaria aviar cuando llega a Isla Navarino. Hoy en día, sólo tenemos que preocuparnos de las aves que puedan contraer la malaria aviar”, menciona.

LEE TAMBIÉN: Antártica: avanza instalación de sensores que enviarán datos en tiempo real sobre el cambio climático

Esta información coincide con lo dicho por otro expositor de la actividad, el biólogo, ornitólogo y académico asistente de la Universidad de Magallanes, Juan Rivero. “Los humanos tienen otro tipo de malaria, que es la malaria humana. Es un parásito evolutivamente relacionado con la malaria aviar, pero la malaria aviar sólo infecta a las aves. No existe posibilidad de que contagie a los humanos”.

“Estos parásitos lo que hacen es infectar los órganos, principalmente el hígado de las aves, y de ahí se expande al torrente circulatorio, donde infectan a los glóbulos rojos y blancos, y empiezan a alimentarse principalmente de la hemoglobina de los glóbulos rojos, que es lo que produce una anemia en las aves. Tiene los mismos efectos que lo que sucede en los humanos: produce anemia, fiebres, sobre todo a las aves jóvenes y a las especies susceptibles, que pueden incluso llegar a morir”, agrega Rivero.

Síguenos en

spot_img

Más noticias

Te puede interesar

Últimas noticias