Noticias

Comparte:
Magallanes dejará de tener problemas con la fibra óptica argentina ya que por fin se terminó de conectar vía submarina y terrestre al resto del país – Resumen 2019

 

El 3 enero el buque francés  René Descartes, de la empresa Orange, dio el vamos a los trabajos para la instalación de la fibra óptica austral en la Bahía Róbalo a unos 5 kilómetros de Puerto Williams, el proyecto cuya inversión alcanza los 65 mil millones de pesos contempla dos fases, una troncal submarina y otra terrestre. La primera va desde Puerto Williams y se espera que a fines de este mes llegue a Punta Arenas. Posteriormente seguirá su viaje hasta Tortel y culminará en Puerto Montt.

El 31 de enero con la visita del embajador chino se realizó el recorrido junto a las autoridades de Magallanes al barco René Descartes, donde se pudo apreciar el carriel de 2.880 kilómetros de cable que se instaló en el fondo marino de Magallanes, entre 3.800 y 4.500 metros de profundidad siendo uno de los principales inconvenientes el tema climático.

En febrero comenzó 12 kilómetros al sur de Punta Arenas el trazado de la fibra que unirá a Magallanes con Puerto Montt y el resto del mundo.

La instalación de la Fibra Óptica Austral trae con ella dos beneficios en primer lugar un aumento en la velocidad de navegación y en segundo término un incremento en la cobertura. En abril se terminó de unir Tortel con Puerto Montt y en Punta Arenas había un 80% de avance del cambio de cobre a fibra óptica. El 28 de mayo se concluyó con el trazado de la fibra submarina. Con la fibra óptica ya desplegada, en octubre se estaba terminando de construir los data center en todas las localidades en Puerto Montt, Caleta Tortel, Punta Arenas y Puerto Williams, esperando que noviembre ya se pudieran realizar las primeras pruebas de conectividad total de la red.

El inicio de operaciones de la fibra óptica austral se proyecta para el primer semestre de 2020.

 

 

Nuestros Programas

Nuestras Redes