Noticias

Comparte:
Estudio: Uso de mascarillas, protección facial y distancia social reducen el riesgo de contagio a 2%

 

 

Un estudio constató que el uso de mascarillas, principalmente las N95, constituye una medida eficaz para prevenir contagios de coronavirus, sobre todo si complementa con el distanciamiento social y la protección facial (para los ojos), al punto de que reduce el riesgo de infección a aproximadamente 2 por ciento.

La investigación, encabezada por la Universidad McMaster de Canadá y publicada en la revista científica The Lancet, analizó 172 estudios observacional de 16 países (en seis continentes), “sin ensayos aleatorios controlados”, y 44 estudios comparativos relevantes en la atención médica y no médica.

Entre los hallazgos tras revisar la evidencia destaca que “la transmisión de virus fue menor con un distanciamiento físico de un metro o más, en comparación con una distancia de menos de un metro”, y la protección se incrementa a medida que la distancia “se alarga”, ya que el principal beneficio “es evitar la transmisión hacia adelante y, por lo tanto, reducir los resultados adversos de la infección por SARS-CoV-2”.

Asimismo, “el uso de mascarillas podría resultar en una gran reducción en el riesgo de infección, con asociaciones más fuertes con N95 o respiradores similares en comparación con máscaras quirúrgicas desechables o similares”, a la vez que “la protección ocular también se asoció con menos infección”.

“Fue muy sorpresivo. Pensábamos que las mascarillas eran menos efectivas, considerando que en un inicio había una recomendación de no usarlas tanto de la Organización Mundial de la Salud como del Ministerio de Salud”, dijo a La Tercera el académico Ignacio Neumann, del Departamento de Medicina Interna de la Universidad Católica, quien participó de la investigación.

En ese marco, afirmó que “en una situación de alto riesgo, la mascarilla, protección facial y distancia social son muy efectivas y reducen el riesgo (de contagio) a un 2 por ciento”.

De hecho, y en línea con la evidencia estudiada, las interpretaciones finales sostienen que la revisión “respalda el distanciamiento físico de un metro o más (…) el uso óptimo de mascarillas, de respiradores y la protección ocular en entornos públicos y de atención médica“.

Si bien “se necesitan ensayos aleatorios sólidos para informar mejor la evidencia de estas intervenciones”, los investigadores subrayan que “esta evaluación sistemática de la mejor evidencia disponible actualmente podría informar una guía provisional”.

Cooperativa

Nuestros Programas

Nuestras Redes