Noticias

Comparte:
En Punta Arenas podría estar testigo clave en caso Sofía Herrera, niña desaparecida hace 11 años en Río Grande

 

 

 

 

 

A 11 años de la desaparición de Sofía Herrera, el Juez que lleva la causa penal solicitó formalmente la colaboración de Interpol para ubicar a un sujeto de nacionalidad chilena, considerado en esta etapa un posible testigo clave para resolver el caso.

El 28 de setiembre de 2008, Sofía se encontraba con su familia y un grupo de amigos en el excamping John Goodall (a 65 kilómetros al sur de Río Grande) cuando se perdió de vista de forma misteriosa y –desde entonces- nunca más se supo de ella.

Agotadas todas las hipótesis, tras más de nueve años de investigaciones, en la causa surgió la pista de un presunto testigo clave, quien habría manifestado a terceros tener información sobre lo sucedido ese domingo en el camping, aunque su testimonio nunca antes fue incorporado al expediente.

 

En concreto, el sujeto en cuestión habría declarado a un efectivo de la Policía Rural (ahora retirado) que tenía datos concretos sobre la desaparición de la pequeña, en un diálogo sostenido  poco tiempo después de que se perdiese el rastro de Sofía. Sin embargo, su testimonio nunca fue recogido por las autoridades judiciales.

Al tomar en sus manos el expediente el nuevo Juez de Instrucción Nro 1 de Río Grande, Daniel Cesari Hernández, decidió citar al sujeto para que ratifique su testimonio en sede judicial, pero transcurrido un año fue imposible determinar su paradero actual.

 

Conocidos del hombre aportan que es de nacionalidad chilena, que sólo lo conocen por un extraño apodo (“espanta la virgen”) que no tiene domicilio fijo y vive a modo de ermitaño errante a ambos lados de la frontera argentina-chilena en Tierra del Fuego y que poco tiempo atrás se habría instalado en Punta Arenas.

Pese a contar con datos de filiación, ni las autoridades argentinas ni las chilenas a las que se pidió colaboración pudieron dar con el supuesto testigo y es por ello que se ha pedido la colaboración de Interpol para ubicarlo y obligarlo a comparecer ante el magistrado.

El Diario del Nuevo Día

 

Nuestros Programas

Nuestras Redes