Noticias

Comparte:
El 14 de septiembre de 2008 constatan presencia polinésica en la América prehispana

Constatan por primera vez la presencia de nativos de Polinesia en la América prehispana. “El hallazgo tuvo repercusión mundial. En el golfo de Arauco, científicos chilenos descubrieron huesos de una gallina polinesia cuyo ADN demostró ser de entre 1304 y 1424 D.C. Los huesos prueban que navegantes de Oceanía habrían traído las gallinas y tuvieron contacto con América antes que los españoles” (Centro de Documentación Mapuche).

Los resultados de la investigación fueron publicados en ‘Proceedings of the National Academy of Science’ y divulgados por ‘The New York Times’. “La noticia llenó de satisfacción al principal investigador del tema, el arqueólogo José Miguel Ramírez, director del Centro de Estudios Rapa Nui de la Universidad de Valparaíso. Ramírez ha analizado la posible relación entre la Polinesia y América desde 1987”.

La investigación se profundizó “a partir de una mandíbula de rasgos típicos polinesios llamada ‘rocker jaw’, que había tomado de una tumba”, cuenta Ramírez. Este hueso fue descrito por él en 1990 durante una pesquisa en la isla Mocha, Región del Bío Bío. Allí, donde habitaron mapuches, aparecieron restos óseos con formas similares a las de la Polinesia.

Estos hallazgos lo han llevado a plantear una posible relación entre polinesios y mapuches antes de la llegada de los españoles.

Los huesos de gallina polinesia fueron hallados en el Complejo El Vergel, sitio arqueológico donde hay vestigios de asentamientos mapuches prehispánicos.

“Los viajes de los polinesios hacia América son algo probable, por eso existe la posibilidad de que esas gallinas hayan sido traídas por ellos”.

Desde 1990, Ramírez ha analizado materiales y elementos culturales similares entre mapuches y polinesios. Pone el ejemplo del toki, el hacha de piedra pulida que usaban los mapuches. “En este caso hay un paralelismo lingüístico que es extraordinario, porque la palabra toki es la misma que se usa en Polinesia para el mismo tipo de artefacto (…) hasta en China existió el mismo artefacto, con el mismo nombre”.
También el camote o batata “llegó a la Polinesia desde América en tiempos prehispánicos, y se dispersó por las islas con un nombre proto-quechua: kumanka”.

“Lo más probable es que hayan sido polinesios los que llegaron a América y volvieron, porque no hay ninguna evidencia de culturas precolombinas americanas en Polinesia”(op.cit.).

 

Autor : Bernardo Veksler – Diario del Fin del Mundo

Nuestros Programas

Nuestras Redes