8 de julio de 2021

Un año y siete meses en prisión preventiva lleva un hombre acusado de intentar quemar una tienda en los días del estallido social

Su defensa consiguió reemplazar esa cautelar por arresto domiciliario pero la Fiscalía insistirá en que se mantenga en la cárcel.

Un año y siete meses en la cárcel lleva José Leviñanco Díaz por este hecho cuando el 27 de octubre de 2019 trató de prender fuego en una tienda. Por eso el ministerio público lo acusa del delito de incendio frustrado en el marco del estallido social.


Su defensor pidió al tribunal que lo liberen argumentando que el tiempo pasado en la cárcel ya superó el límite de una prisión preventiva.


Fernando Vallejos, abogado defensor del acusado dijo que: “Estos 596 días de privación de libertad en razón de esta medida cautelar, esta año y 17 días que mi cliente lleva preso en razón de esta causa, entonces han hecho superar con creces el límite temporal”.


El abogado criticó el largo periodo en prisión preventiva pero la fiscalía retrucó asegurando que la responsabilidad era de la propia defensa legal.


“La Fiscalía siempre estuvo dispuesta, incluso hace un año atrás de que este juicio se realizara, si no se realizó el juicio anteriormente, fue precisamente por la postura de su defensa en que este juicio tenía que realizarse de manera exclusivamente presencial”, afirmó Rina Blanco, fiscal del Ministerio Público.


Juicio que se efectuará en un par de semanas. Tras oír a los abogados los jueces accedieron a cambiar la prisión preventiva por arresto domiciliario, aunque la fiscal anunció que apelará a esa determinación.


Mira la noticia completa acá: