6 de julio de 2021

Tres personas comenzaron su labor comunitaria en el Hospital Clínico para dar cumplimiento a su sanción penal

Tras haber incurrido en algún tipo de delito o falta menor.

Durante las últimas semanas se dio el vamos a la implementación de la Pena de Prestación de Servicios en Beneficio de la Comunidad (PSBC), contextualizada en el convenio suscrito entre la Dirección Regional de Gendarmería y el Hospital Clínico Magallanes.


Es así como desde fines de junio, tres personas han optado por el trabajo comunitario para restituir su deuda con la sociedad, en atención al haber incurrido en algún tipo de delito o falta.


Uno de ellos es Sebastián Pallahuala, quien optó por trabajo comunitario luego de ser condenado por la agresión de su perro a un tercero. “Para mí fue hacer algo útil, para hacer que esta situación sea reparada de alguna forma. Me pareció más correcto prestar un servicio a la comunidad que sea utilitario, en vez de pagar una multa que va a las arcas fiscales”, indicó el joven. 


Agregando que ha sido una experiencia agradable, debido a que ayuda directamente a otros. “Mi rol -que me asignaron- es recibir las encomiendas que traen los familiares y amigos para usuarios que se encuentran hospitalizados. Es un apoyo para las orientadoras”, puntualizó Sebastián.


Al respecto, el director del establecimiento, Ricardo Contreras, comentó que, “esto es de gran ayuda para el hospital, ya que este programa se está ejecutando desde hace varios días, y hemos visto algunos beneficios desde la logística y mantención de infraestructura. Estamos muy agradecidos de la gestión conjunta con Gendarmería y, por cierto, de las personas que están haciendo este trabajo en beneficio de la comunidad, a través del cumplimiento de penas sustitutivas”, indicó el directivo.


Mira la noticia completa acá: