2 de febrero de 2022

Mascotas en vacaciones: experta da recomendaciones para viajar junto a ellos en verano

Cuando el verano llega, muchos se preguntan qué hacer con los regalones del hogar a la hora del merecido descanso anual.

Al llegar las vacaciones pueden surgir dudas como qué hacer con nuestras mascotas al momento de viajar: llevarlos, no llevarlos o dejarlos al cuidado de un especialista. Son muchas las opciones y –a veces- poca la información para definir qué es mejor para ellos.


“Ir de vacaciones con nuestras mascotas puede ser todo un desafío”, asegura María José Ubilla, subdirectora de la Escuela de Ciencias Agroalimentarias, Animales y Ambientales de la Universidad Estatal de O’Higgins y actual presidenta nacional del Colegio Médico Veterinario de Chile. “Debe ser una decisión muy consensuada y siempre respetando el bienestar y el comportamiento de los animales, ya sean perros, gatos o animales exóticos”, explica la experta.


La médica veterinaria señala que, si los animales han estado correctamente socializados y en distintos tipos de ambientes, “no es un problema ir de vacaciones con ellos, por supuesto que a lugares donde se les permita el acceso, lugares pet friendly, que tienen las instalaciones respetuosas con los animales y que los aceptan”.


En el caso de los perros –asegura la experta- es más frecuente que las familias puedan optar por esta la alternativa de llevarlos a sus vacaciones, dado que estos animales están generalmente habituados a salir de paseo. “No es tan frecuente con gatos, porque son animales más territoriales, sociables pero apegados a su territorio, por lo tanto, el cambio de espacios físicos puede generar algún nivel de ansiedad o de estrés”, puntualiza.


Respecto a llevar o no a la mascota, María José Ubilla explica que esa decisión debe tomarse sobre la base de cuánto se conoce sobre el comportamiento de nuestros animales. “Es importante ser respetuosos y realizar algunas pruebas si no sabemos cómo va a actuar la mascota”, agrega.


Si se toma la decisión de viajar, lo primero es tener al animal correctamente identificado, con un microchip, y registrado en la plataforma nacional de registro de mascotas. “Dado que existe la posibilidad que la o las mascotas se puedan desorientar en un espacio nuevo y eso los lleve a extraviarse”, asegura la médica veterinaria.


María José Ubilla explica que, durante las primeras horas y días, es necesario que los animales “permanezcan dentro del espacio donde vamos a realizar nuestra estadía, de manera que ellos sean capaces de reconocer esos olores y marquen ese territorio con los propios. Por ejemplo, los gatos marcan facialmente, con unas glándulas que tienen en sus mejillas, lo cual pasa cuando se sienten cómodos en un lugar”, explica.


También es recomendable no dejarlos solos por periodos largos. “Hay familias que llevan en sus vacaciones a las mascotas, pero luego se trasladan a una playa durante gran parte del día y están fuera del lugar de residencia temporal y los animales pueden manifestar algunas conductas de ansiedad ante la ausencia de sus dueños, especialmente si están en espacios que ellos no reconocen”, asegura.


Por otro lado, para realizar un viaje es necesario que los animales vayan seguros. “Deben ir con cinturones de seguridad, que se venden especialmente para ellos, o bien en cajas de transporte. No cumplir este requerimiento puede ser causal de una multa”, explica la presidenta nacional del Colmevet.


En el caso de los gatos es imprescindible evaluar bien la posibilidad de llevarlos, especialmente por las dificultades que un viaje les puede causar. Generalmente, si no es posible llevarlos, es recomendable que queden en su hogar al cuidado de otra persona, para lo cual existe personal especializado en este tipo de cuidados.


Junto a lo antes mencionado, la experta aclara que dentro de las precauciones que se deben tener está revisar los cierres perimetrales del lugar donde se piensa alojar, la idea es que “sean seguros para evitar escapes o la entrada de otros animales que ocasionen conflictos”.


Además, es importante mantener la dieta de las especies y contar con agua fresca en todo momento, especialmente si se trata de viajes largos. También es necesario permitir que puedan eliminar orina y heces, en caso que lo requieran.


“Lo ideal es mantener las rutinas similares a las que realizan en el hogar como, por ejemplo, si hacen ejercicio físico a través de paseo, mantenerlo en los horarios y cantidades, al igual que el descanso y los horarios de alimentación”, señala Ubilla.


Los hoteles
Si la decisión es que los animales queden al cuidado de un hotel es recomendable que los tutores acudan a ese centro previamente, antes de dejar a sus mascotas. “La idea es conocer las instalaciones y el personal que allí trabaja. Es importante que siempre haya un médico o médica veterinaria encargado de ese espacio, de manera que si ocurre cualquier problema de salud o alguna alteración conductual estos profesionales puedan ayudar a la mascota”, explica.


Agrega que también es importante estar en contacto con él o los encargados del centro para saber cómo está reaccionando la mascota en ese espacio. Asimismo, los encargados puedan enviar videos a los propietarios sobre cómo se comporta el animal y que sean claros respectos a las capacidades de sociabilizar de la mascota, dado que si tienen un problema conductual –de agresividad, por ejemplo- se recomendaría que estuviesen en instalaciones individuales y no grupales”. puntualiza la experta.


Por último, agrega que al ir a una instalación de este tipo se recomienda llevar el alimento que el animal ingiere habitualmente, para no producir problemas gastrointestinales bruscos. Y el caso de los gatos es bueno que concurran con su propia bandeja sanitaria y con el sustrato correspondiente, además de algún objeto que contenga el olor del animal.