15 de agosto de 2021

Iniciarán un estudio con una sala cuna ovina para aumentar la supervivencia de los corderos mellizos

El estudio se realizará en una estancia de San Gregorio.

Cifras del ministerio de agricultura señalan que el 20% de los corderos en Magallanes muere poco después de nacer y que eso se eleva al 50% cuando se trata de partos múltiples.


Reducir esas tasas impactaría en una mayor producción y para eso harán un estudio sobre cuidados a ovejas que tengan más de una cría y a los corderos recién nacidos con una verdadera sala cuna ovina.


“Las ovejas, dos o tres días antes del inicio del parto, van a estar en un corralón cerca del galpón de pariciones, para que a medida que vayan pariendo ingresen con sus corderos a las jaulas de ‘ahijamiento’, donde pasarán entre doce y veinticuatro horas bajo la observación del personal que se preocupará de que los corderos tomen el calostro. Luego serán trasladadas a un corral más grande con cinco ovejas y sus crías, después a una segunda jaula con 10 ovejas y los 20 veinte respectivos corderos, para luego salir a un corral grande y de a poco volver a formar parte del rebaño”, especificó Raúl Lira, investigador de INIA Kampenaike a cargo del proyecto.

​​

​El estudio a cargo del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, se hará con mil ovejas que tengan partos de mellizos en la estancia Luz Aurora de la comuna de San Gregorio. Este proyecto contempla un tiempo de ejecución de 22 meses con un costo total cercano a los $70 millones, de los cuales, cerca de $40 millones son financiados por la línea Innova Región de Corfo y el resto es co-financiado por el productor Jorge Cañón.​


​Para el director regional de Corfo, Marcelo Canobra, este es un proyecto que tiene componentes muy interesantes y un impacto productivo para el sector ovino de la Región. “En general las mayores mortalidades de ovejas se producen después de la parición, por lo que tenemos claro que es en este período que hay que cuidarlas de manera más intensiva y es a través de este proyecto, que esperamos que las tasas de parición aumenten de manera significativa”.

"Se evaluará si bajo techo se mejoran los índices de sobrevivencia lo que permitirá mostrar cómo abordar y con qué inversión es posible dar solución al problema para aumentar la productividad y competitividad del sector”, dijo el seremi de Agricultura, Alfonso Roux.

La época de parición de los corderos llega a fines de septiembre y en esta estancia el éxito en partos múltiples varia de 92 a 145% dependiendo de las condiciones de cada año. Con este sistema de sala cuna ovina esperan estabilizar ese indicador en 170%, es decir que de cada 200 corderos mellizos al menos 170 lleguen al destete en cada temporada.