19 de septiembre de 2021

Feria EcoEmprende juntó a expositores de la región de Magallanes quienes ofrecen una variedad de productos

Hay una participante kawésqar que tiene productos tejidos a mano con material de canoa.

Cerca de la céntrica esquina de José Menéndez con Hernando de Magallanes, se emplaza la feria de emprendedores EcoEmprende, una muestra que expone productos locales, netamente regionales y que esperan a los magallánicos con los brazos abiertos.


"Este es un impulso que se crea a raíz del emprendimiento de Nadia junto a tres chiquillas que es para impulsar todo lo que es el emprendimiento en la región de Magallanes. La particularidad que tiene es que cada estand es único en la región, cada emprendimiento ha sido impulsado a raíz del propio trabajo de cada emprendedor", señaló Katia Trujillo, de la feria Eco Emprende.


En tanto, Nadia Garnica, encargada de la feria EcoEmprende dijo que "nos resultó poder abrir esta feria en el mes de septiembre, porque lo veíamos difícil pero acá estamos. Tenemos una variedad tremenda de expositores, no solamente artesanos, sino, emprendedores de todos los rubros. Los dejo invitados para que vengan, nos visite, está habilitado el segundo piso con más emprendedores".


Stand de todos los tipos se encuentran en la feria de emprendedores EcoEmprende, desde juegos hasta artesanías hechas a mano se puede encontrar en el lugar.


"El rubro es maquillaje, mascarillas, scrunchies, bien variado la verdad. Las paletas, que es como el fuerte, las mascarillas", dijo Kelly Pavez.


Elva Araya, quien es artesana también participa de la muestra, "yo hago mis productos, aquí creando todo lo que pueda para la gente, con mucho cariño, los esperamos acá, que vengan a visitarnos y ayudarnos a seguir emprendiendo".


Si hablamos que hay de todo, también podemos ver en el segundo nivel artesanía de la etnia kawésqar, con canoas, joyas etcétera, todo hecho a mano por una representante del mencionado pueblo.

"Más que nada me gusta hacer la joyería, me encanta hacer las joyas, me identifico más con las joyas de ahora, que los canastos de antes. Es una tradición en la familia, de generación en generación", afirmó María Solís, artesana kawésqar.


Según cuentan los organizadores quieren que los dejen trabajar hasta diciembre, eso sí,  por ahora atenderán de 11 a 20 horas, trabajando bajo los protocolos sanitarios entregados por el Ministerio de Salud.


Mira la noticia completa acá: