13 de octubre de 2021

Día contra la Trombosis: una enfermedad que provoca una de cada cuatro muertes en el mundo

Conocerla  puede prevenir el desarrollo de tromboembolismo venoso (TEV), trombosis venosa profunda (TVP), embolia pulmonar (EP), infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

Hoy (13 de octubre) es el Día Mundial de Lucha contra la Trombosis, una jornada que cuyo objetivo es conseguir que más personas conozcan los alcances de esta enfermedad, los factores de riesgo y la prevención.


Pero, ¿Qué es la trombosis? Este es un cuadro que se caracteriza por la formación de coágulos dentro de los vasos sanguíneos, donde la sangre en estado líquido se convierte en una forma más espesa de células y otros elementos, que pueden obstruir parcial o totalmente los vasos. Existen Trombosis Arterial y Trombosis Venosa, aunque ambas están en el contexto de la circulación, tienen características muy particulares.


Además, según WorldThrombosisDay.org, una de cada cuatro personas en todo el mundo muere debido a una trombosis, que a menudo ocurre de forma silenciosa.


En materia de prevención, los ensayos de hemostasia son los más importantes para esta materia. Desde Siemens Healthineers, a través de su área de Análisis de Laboratorio, explican que esto consiste en un monitoreo al sistema de la sangre del paciente, con múltiples alcances.


De hecho, con el fin de aportar más información de calidad sobre el problema, la compañía puso a disposición Hemostasis Science Weeks, una serie gratuita de conferencias científicas online que involucraron a expertos de laboratorio clínico de todo el mundo.


En estos foros los principales profesionales de la hemostasia compartieron sus conocimientos científicos sobre la práctica clínica actual, las novedades y los próximos pasos en las pruebas de hemostasia. Manténgase a la vanguardia de las tendencias y desarrollos en las pruebas de hemostasia, vea sesiones sobre los temas: Coagulopatía asociada a Covid-19, Monitoreo del paciente con hemorragia, Pruebas de hemostasia en enfermedades cardiovasculares, Monitoreo de la hemostasia en el embarazo y obstetricia, y Nuevos conocimientos sobre los mecanismos y el manejo de la hemostasia. equilibrio.


 Tipos de trombosis

Como se mencionó anteriormente, existen distintos tipos de trombosis. Una de ellas es la de tipo arterial, donde hay un predominio de plaquetas, que generalmente se asientan en una placa de calcio o grasa. Los coágulos que se forman dentro del corazón pueden pasar a la circulación y bloquear una arteria a distancia, un proceso llamado embolia y puede causar un derrame cerebral, un ataque cardíaco y una gangrena de las extremidades.


Por otra parte, también existe la trombosis venosa, la cual consiste en una obstrucción de las venas secundarias o principales, que afecta preferentemente a las extremidades inferiores y, en la mayoría de los casos, se asocia con factores de riesgo. Este tipo de trombosis suele provocar hinchazón y dolor en las extremidades, cuanto más grande es la vena afectada, mayor es la repercusión clínica. Los coágulos que se forman en las venas tienen predominio de células sanguíneas ligadas a factores de coagulación, el desprendimiento de fragmentos puede llegar a los pulmones, provocando una embolia pulmonar (EP). La trombosis venosa profunda (TVP), a diferencia de la trombosis arterial, rara vez causa la pérdida de una extremidad, sin embargo, es una enfermedad que comienza de manera silenciosa y puede ser fatal.


La hematología ayuda con el recuento de plaquetas y la hemostasia con ensayos especiales. Las plaquetas ayudan a detener el sangrado cuando tienes una herida, van a la herida y se pegan formando una especie de "red" para detener el sangrado. Sin embargo, las sustancias liberadas por la herida más los compuestos transportados por las plaquetas pueden formar un coágulo. El recuento de plaquetas se realiza en un equipo de hematología³.


Factores de riesgo

En general, los principales factores de riesgo son la obesidad, el uso de medicamentos a base de estrógenos, como anticonceptivos femeninos, período de posparto y fumar.


Por otra parte, también se consideran como factores los antecedentes familiares de TEV; inmovilidad prolongada, hospitalización, Cáncer y los distintos tipos traumas que pueda tener un paciente.


Prevención

De todas formas, cabe señalar que el TEV ya puede ser considerado un problema de salud pública, por lo que es importante que los profesionales sanitarios estén preparados para recomendar una evaluación clínica a aquellos pacientes que se han sometido a cirugía, que tienen un largo período de hospitalización o tienen antecedentes familiares.