17 de octubre de 2021

Beneficiarios de penas sustitutivas se certificaron como soldadores

Una mujer y nueve hombres fueron los beneficiarios, tras lograr completar el curso

Sin dudas, la reinserción social de personas penadas por la ley en gran medida se logra a través de un empleo formal o desarrollando actividades económicas que les permitan desenvolverse en la vida y ser miembros aportantes de la sociedad. 


En este sentido, recientemente finalizó de manera exitosa un curso de Técnicas de Soldadura al Arco Voltaico, iniciativa posible gracias a un programa de transferencia entre Sence y Gendarmería dirigido a beneficiarios del Sistema Abierto (postpenitenciario) y que buscó ser una instancia de intermediación laboral para personas penadas que están sujetas a penas sustitutivas como la libertad vigilada, la libertad vigilada intensiva y la remisión condicional de la pena. 


Para el director regional de Gendarmería, coronel Antonio Ibarra Lillo, el poder contar con el apoyo de Sence y de los profesionales de Gendarmería que hicieron posible esta iniciativa es “crucial para los objetivos de reinserción del país e impulsar los cambios necesarios de personas que buscan salir adelante con esfuerzo y la asistencia que se les brinda en esta oportunidad”.


Impartido teóricamente en las dependencias del Centro de Reinserción Social (CRS) de Punta Arenas, y ejecutado en su parte práctica en un taller, el curso contó con la participación destacada de una mujer entre sus diez participantes quienes de esta manera cursaron 110 horas de clases en total para finalizar esta iniciativa que venía ejecutándose desde el 2020 y que tuvo que ser suspendida por la pandemia hasta el presente año, logrando así su finalización y el impacto positivo en las personas a las cuales fue dirigido.