10 de enero de 2021

Alianza entre salmonera y Pyme regional permitirá generar economía circular de reciclaje

Proyecto trabaja con internos de la cárcel y dueñas de casa.


Una alianza entre una salmonera y un a pequeña empresa magallánica, más el trabajo de internos de la cárcel y duelas de casa. todo eso se conjuga en una iniciativa de economía circular para transformar desechos en nuevos productos.


Son enormes bolsas de material sintético que se usan en la industria del salmón. Pero una vez utilizadas ¿Qué se podía hacer con ellas? Una opción es echarlas a la basura, pero una alianza entre la salmonera BluRiver y la empresa magallánica Puro Viento le dio a este material una segunda vida.

"La iniciativa nace principalmente por una necesidad de BluRiver de poder darle uso a los residuos que se utilizan en los diferentes procesos, en este caso, darle una nueva vida al material de los maxisacos que se usan en las faenas para alimentar a los salmones", comentó Alejandra Venegas, dueña de Puro Viento, agregando que "justo nosotras calzamos ahí porque nos dedicamos a desarrollar distintos tipos de alternativas a partir de la reutilización de desechos"


Las maxibolsas son desinfectadas y pasan por un proceso que las convierten en útiles bolsas para compras y otros fines. En el proceso se suman personas que se benefician con el trabajo:


"Estas bolsas, los maxi que llevan los alimentos, los toman internos del Centro Penitenciario, ellos hacen un proceso de transformación y luego continúa otro proceso con dueñas de casa, quienes las cosen para llegar a un material, a una bolsa que es súper atractiva", dijo Ignacio Covacevich, Gerente de Salmones BluRiver.


Por su parte, Rossana Venegas, también dueña de Puro Viento, afirmó que: "es un proyecto que comenzó a partir de la reutilización de materiales, esa fue nuestra primera motivación. Con el tiempo esto fue tomando más forma y en los procesos de trabajo, incluimos a gente que necesitaba segundas oportunidades al igual que el material".


Es una cadena virtuosa que contribuye al cuidado del medio ambiente reutilizando las enormes bolsas de alimentos para los salmones. En Puro Viento, las hermanas Alejandra y Rossana Venegas llevan una década dedicadas a darles un segundo uso a todo tipo de materiales de desecho de las empresas.


Es un ejemplo de economía circular, aquella que reutiliza los materiales para darles un nuevo valor y que al mismo tiempo fomenta el desarrollo local en Punta Arenas.



Mira la noticia completa acá: