1 de mayo de 2021

12 nuevas camas críticas es el resultado del proceso de reconversión de camas al interior de Clínica Magallanes

Cuatro camas UCI y ocho camas UTI son parte del proceso que espera distender la exigida red integrada en la región de Magallanes.  

Comenzó el proceso de reconversión de camas críticas al interior de la clínica Magallanes, el elevado número de contagios, que este sábado alcanzó a los 108 en la región, sumado al alto nivel de ocupación de las camas críticas que superan el 75% de ocupación derivaron en  este proceso.


"Nosotros contábamos solamente con seis camas UCI y cuatro de UTI, hoy día podemos decir que contamos con 10 camas de cuidados UCI y 12 camas de cuidados UTI. Es un esfuerzo muy grande porque hay que tener equipamiento y fundamentalmente los recursos humanos, ustedes saben que la gente está cansada, hay pocos especialistas", dijo el doctor Iván Araya, jefe UPC clínica Magallanes.


Por su parte, el doctor Nelson Mella, jefe de departamento Imágenes de clínica Magallanes, afirmó que "como faltan camas para estos pacientes graves, se reconvierten camas que no son tan complejas a camas de UCI complejas, por lo tanto, no solamente se trata de tener una cama más, sino se trata de tener personal ´para que puedan atender a pacientes en esas camas. Significa tener más médicos, más enfermeras, más kinesiólogos, más personal de apoyo y más equipamiento".

 

Una problemática que mantiene exigido a todos los recintos de salud en la región sin importar si pertenece al sector  público o privado. 


Mira la noticia completa acá:


"Estamos en una tercera ola y la verdad es que el comportamiento que estamos viendo es muy malo. Estamos viendo fiestas clandestinas, estamos viendo que la gente no usa las mascarillas adecuadamente, estamos viendo que no hay distanciamiento social y eso trae como consecuencia que el número de casos activos en la región está aumentando. Eso trae como consecuencia a su vez, que lamentablemente tengamos enfermos en la Unidad de Cuidados Intensivos", agregó el doctor Araya.


En paralelo se restringirá la actividad quirúrgica de la clínica, exceptuando aquellas cirugías cuyo retraso significa un riesgo grave para la salud situación que inquieta y preocupa al equipo médico.


"Se van adaptando los protocolos de atención. Por ejemplo, se dejan de atender pacientes en cirugías que son electivas; cirugías estéticas, cirugías bariátricas y cuando pasamos a otra etapa se dejan de hacer cirugías que no son urgentes, por ejemplo hernias, vesículas, son pacientes que pueden esperar, porque no se puede llegar al evento de que esa cirugía se complique y el paciente necesite atención de UCI y la UCI esté completamente ocupada", dijo el doctor Mella. 


Una buena noticia, pero que no es suficiente para distender la Red Integrada de Salud que cada día  alberga a más pacientes jóvenes quienes son internados para lograr sobrevivir a  la pandemia del coronavirus.


Mira la noticia completa acá: