19 de abril de 2022

Cámara de Diputados rechazó el quinto retiro y el retiro acotado del gobierno


Dos propuestas se tuvieron a la vista en la Sala de la Cámara para determinar una nueva alternativa de retiro de fondos previsionales. Una de ellas fue de carácter amplio y tuvo su origen en mociones presentadas de diputadas y diputados; la otra contemplaba un acceso restringido a la medida y la presentó el Gobierno. Tras un amplio debate, la Corporación optó por desechar ambas iniciativas.

Cada iniciativa tuvo su propio debate que sumó en conjunto cerca de ocho horas y donde participaron 66 parlamentarios/as, en el primer bloque, y 39, en el segundo.

René Alinco (IND), autor de uno de los proyectos, sostuvo que los chilenos no conocen la gobernabilidad cuando tienen necesidades básicas.

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, dijo que, a diferencia de retiros anteriores, hay afiliados que tienen saldo cero. Acotó que los que van a retirar son cerca de 10 millones de personas de mayores ingresos que van a gastar. Eso tiene un impacto en la inflación, agregó. Además, remarcó que la reforma de pensiones se ingresaría en el tercer trimestre.

En tanto, el ministro Secretario General de la Presidencia, Giorgio Jackson, detalló la propuesta acotada para financiar ciertos ítems como pensión de alimentos, salud, deudas financieras e hipotecarias, etc. Explicó que no es el Estado el que decide, sino las familias las que deciden si ocupan esos fondos para destinos restringidos. “No son límites a la libertad, porque hoy no pueden acceder a esos fondos, son opciones”, planteó.

Retiro acotado del gobierno

Con una línea similar al debate que lo antecedió, continuó el análisis del proyecto sobre retiro acotado del gobierno. Críticas y apoyos se mezclaron en un extenso debate en el que, además, se subrayó la libertad de los afiliados para poder elegir.

Las intervenciones estuvieron marcadas por la crítica al cambio de opinión con respecto a los retiros de quienes hasta hace pocas semanas se desempeñaban como diputados y hoy pertenecen al Ejecutivo. Por el contrario, el Gobierno obtuvo apoyos en quienes coincidían con los negativos efectos económicos de un quinto retiro.

Entre los que se manifestaron en contra estuvo Rubén Darío Oyarzo (PDG). Este comparó el proyecto con una gift card de retail. Expuso que este solo busca transferencias directas a entidades financieras y rechazó que se le diga a la persona en qué gastar y cómo utilizar su propio dinero. En este sentido, remarcó que el proyecto no va por la línea que demanda Chile.

Francisco Undurraga (Evópoli) recalcó que su sector advirtió que los retiros eran una pésima política pública. “Preferimos pensar en su propia reelección por sobre el bienestar de la población”, preciso. A su juicio, la Sala de la Cámara se ha convertido en el símbolo de la anti seguridad social. Ello, al legislar para destrozar las pensiones que se prometieron mejorar.

TEMAS