19 de julio de 2022

Chile y Argentina compartieron avances de proyectos orientados a contener el daño del castor en al Patagonia

La reunión sostenida en Ushuaia tuvo por título “Intercambio de experiencias en las acciones de gestión del castor en la Isla Grande de Tierra del Fuego”

Una nutritiva instancia de intercambio de experiencias sostuvieron en Ushuaia los equipos técnicos de los proyectos orientados a definir las acciones y planes de gestión que se implementarán en Chile y Argentina para contener el daño del castor en la Patagonia. El objetivo del encuentro fue reafirmar el compromiso y formalizar el trabajo articulado entre los actores involucrados en la implementación de los planes de manejo orientados a la recuperación de ambientes impactados por esta y otras especies exóticas invasoras (EEI).

Chile estuvo representado por el coordinador nacional del proyecto GEF Castor, Felipe Guerra y por Jessica Casaza, quien es líder técnica en FAO para los proyectos GEF sobre control de castor que se ejecutan tanto en Chile como en Argentina. Por la contraparte argentina, en tanto, participaron representantes del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y de la Secretaría de Ambiente de la provincia de Tierra del Fuego.

“Más allá del castor, lo que hemos abordado en estos días es dejar una necesidad de capacidad instalada en la provincia y el país, y que esto sea un acuerdo que llevemos junto a Chile donde podamos trabajar articuladamente políticas ambientales que tienen que ver con la conservación de nuestra biodiversidad y patrimonio cultural”, afirmó Beatriz Domingorena, secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales de Argentina.

Para finalizar el taller, todos los participantes realizaron una salida a terreno para visitar áreas afectadas por el castor.

Recordemos que el castor fue introducido en Tierra del Fuego en 1946 para promover una industria peletera, actividad que no prosperó. Con el tiempo, la especie se dispersó por el territorio causando estragos en el delicado ecosistema de bosques subántarticos, los que no están adaptados para soportar la inundación de terrenos que el castor provoca al construir diques. Por ello, Argentina en 2015 y Chile posteriormente en 2018, iniciaron la ejecución de proyectos con financiamiento internacional para poder concretar una estrategia conjunta que se hiciera cargo de las brechas que en el pasado han impedido contener efectivamente la expansión de este roedor.

La reunión sostenida en Ushuaia tuvo por título “Intercambio de experiencias en las acciones de gestión del castor en la Isla Grande de Tierra del Fuego: análisis, definiciones y acuerdos para la implementación de los planes de gestión” y se trata de la última instancia, antes del cierre de ambos proyectos, en la que los equipos de ambos proyectos se reunirán presencialmente para compartir el trabajo realizado en estos años.


TEMAS