28 de abril de 2022

Antártica: científicos buscan mejorar las mediciones meteorológicas para Magallanes

De manera inusual, se quedaron dos personas estudiando el clima y el mar en esta fecha otoñal.

Cada año el Instituto Antártico Chileno (Inach) lleva a cabo la Expedición Científica Antártica (ECA) en el Continente Blanco. Ya son 58 las expediciones donde hombres y mujeres llegan hasta ese prístino territorio en busca de respuestas y nuevos desafíos, que en su mayoría se encuentran relacionados de una u otra manera con el cambio climático y las teleconexiones de la Antártica con Chile y el resto del planeta. 

Durante los últimos meses se está llevando a cabo algo que normalmente no ocurre: investigadores pertenecientes al Programa Nacional de Ciencia Antártica (Procien), se encuentran en la base “Profesor Julio Escudero” del Inach ubicada en la isla Rey Jorge, tomando muestras y registrando las temperaturas otoñales para este continente.

El director del Inach, Dr. Marcelo Leppe Cartes, subraya que es muy relevante poder contar con investigadores del Procien registrando las temperaturas de la Antártica y efectuando mediciones atmosféricas en otoño e invierno. “Normalmente a esta fecha del año ya tenemos a todos los científicos y científicas de retorno desde la Antártica, pero en esta oportunidad contamos con dos investigadores en isla Rey Jorge”.

LEE TAMBIÉN: Antártica: científicos buscan crear primer registro de especies foráneas marinas

LEE TAMBIÉN: Alarmante: en la Antártica se registraron 34°C de temperatura

Mediciones en el mar

Uno de los investigadores que se encuentran en territorio antártico es Emilio Alarcón, biólogo marino de la Universidad de Concepción y asistente de investigación del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (Centro Ideal) y Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP). 

Alarcón está en bahía Fildes para continuar con el monitoreo regular de variables ambientales en el sistema costero marino de bahía, particularmente realizando mediciones del grado de acidez del agua de mar (pH), además de la recolección de agua superficial para su posterior análisis de alcalinidad total, concentración de nutrientes y concentración de clorofila.

"Contamos con la infraestructura y la habitabilidad necesaria para que Chile continúe haciendo ciencia antártica de primer nivel, incluso en períodos tan extremos como otoño-invierno. Estar aquí es un privilegio y siento un compromiso profundo con la generación de conocimiento científico en sitios y períodos poco o casi nada investigados", agrega el científico.

Mediciones atmosféricas

Juan Manuel Carrera es el otro investigador que se encuentra en bahía Fildes, Carrera está trabajando y recolectando datos para el proyecto que dirige el Dr. Raúl Cordero (Universidad de Santiago de Chile). “El objetivo de esta campaña de invierno es mantener mediciones atmosféricas y de radiación solar durante invierno. En particular, en la península Antártica es importante comprender el rol que juegan las nubes al momento de realizar los pronósticos meteorológicos". 

Según señala, debido a la escasez de mediciones meteorológicas en Magallanes, y en gran medida, a la poca caracterización de la nubosidad de la zona, los pronósticos meteorológicos suelen tener una incertidumbre mayor, respecto a otros sectores, lo que suele inquietar la logística y el transporte aéreo.

El científico añade que buscan complementar con más mediciones, especialmente en el período de invierno. “Muchas de nuestras mediciones formarán parte del 'Año de Predicción Polar' (YOPP)".

Una gran labor científica, que suma un esfuerzo extra, dado a que en esta fecha trabajar a la intemperie se hace cada vez más exigente.

TEMAS