25 de junio de 2022

42 niños con discapacidad le meten un gol a la inclusión

La Escuelita de Futsal, es gratuita y reúne a profesionales voluntarios que trabajan con pequeños con algún tipo de discapacidad o pertenecientes al Sename.

Todos con el mismo objetivo vivir un día distinto e inclusivo con sus hijos en la Escuelita Inclusiva de Futsal. Este es el único espacio y escuela deportiva de la región que desarrolla esta loable labor con 42 menores, 30 con algún tipo de discapacidad y 12 de hogares Sename. Hay niños con síndromes de Down, con autismo, con asperger, entre otros.

En la cancha son todos iguales, participan, corren y se les exige como a los deportistas que son en formación. Por primera vez, gracias a esta escuelita, Magallanes participó en la quinta versión de los Juegos Down.

Oscar, quien se ha dedicado toda su vida al deporte, asegura que la escuela ha sido el mayor de los triunfos que el deporte le ha dado.

“Nosotros vamos cumpliendo objetivo de a poco. Ya estuvimos en los V Juegos Down, ya vienen las olimpiadas escolares, los sudamericanos. Prepararlos es el trabajo más complejo, pero sabemos que es un trabajo arduo, pero tenemos toda la disposición y amor para concretarlo. Estamos trabajando para eso”, cuenta Óscar Soto De La Fuente, creador de la escuelita inclusiva.



Voluntarios con vocación

Todo se hace con voluntarios, por ejemplo, las mamás de ENAP Magallanes donan las colaciones, la Universidad de Magallanes el espacio y estudiantes y profesionales de la casa educativa también ponen sus estudios y talento para cada niño y niña de la escuelita.

“Yo estudié psicología entonces trabajar con niños es a lo que me quiero dedicar. Los acompaño en hacer sus ejercicios o mostrarlos (…) Muy lindo porque muchas veces la sociedad no está preparada para incluir a todos estos niños… se les aporta un poco en cambio acá todos son iguales”, afirma María Pía Barría, que lleva tres meses de voluntaria en la escuelita.

Padres y apoderados, los mayores admiradores

El esfuerzo de padres como Eduardo Vargas, que trae sin falta a su hijo con discapacidad motora y mental, entre otras patologías, es todo. Se sienta, se para, abraza, ríe y suda junto a su hijo, mientras una kinesióloga le ayuda a hacer los ejercicios.


“Bonito el proceso. Le ha sido falta este espacio de deporte. Son sus dos horitas que antes no existían. A Ignacio esto le ha servido porque le hacen terapia física, las kines me ayudan a hacerle ejercicio y todo le hace bien a la salud. Él es 100 por ciento dependiente así que nosotros siempre estamos con él (…) el viene feliz”, dice Eduardo que esta desde el inicio en la escuelita con Ignacio, que presenta un desarrollo global psicomotor.

Alejandro es uno de los alumnos con los que inició la escuela y participó recientemente en los Juegos Down. Es alegre, súper jovial, le encanta tomar fotos y es sin duda una estrella.

Sus padres orgullosos le acompañan y aseguran que aunque se habla mucho de inclusión, la verdad es que estamos lejos de tener una sociedad inclusiva, por eso espacios como estos son necesario pero además transformadores.

“Ha sido maravilloso. Alejandro no saltaba era hipotónico, Alejandro esta, pero full (…) es un tema difícil. La inclusión suena muy bonito, todos hablan pero no existe mucho. Es una tarea diaria pero reconfortante”, comenta Fabiola Cuevas, mamá de Alejandro Aravena de ocho años quien tiene síndrome de Down.



Correr, saltar, concentrarse, patear la pelota. Todo se repite una y otra vez, algunos ya logran avanzar cada circuito con mucha rapidez otros les cuesta más, pero todos se les nota la felicidad de hacerlo, de esforzarse y por eso las risas son parte constante de cada práctica deportiva.

Acá no hay competencia, mejores o peores, acá todos son la Escuelita Inclusiva, compañeros que aprenden a pasarse el balón y meterle gol a la vida con la mejor tribuna que se pueda tener, la familia.

La escuela es totalmente gratuita y la invitación es a sumarse y apoyar esta tremenda iniciativa. Lo encuentran en Facebook como Escuelita Inclusiva de Futsal Magallanes.

TEMAS