ITV Patagonia

Opinión

Por un buen año 2017
ramon-lobos

Suceden tantas cosas, los acontecimientos se agolpan uno tras otros, centrando nuestra atención en cada uno de ellos. Pareciera que no hay tiempo para otras preocupaciones, al final cada año está compuesto de los afanes de cada día. Que son intensos y rápidos. Que nos hacen concentrarnos en el momento que se vive

No termina un día y se vienen los afanes del próximo en un vértigo que no se detiene. Inexorable. Es lo que nos lleva a pensar que el tiempo ahora fuera mas rápido de lo que nos parecía antes. Pero no. Siempre es y será igual. Las preocupaciones y afanes diarios van aumentando. Y no nos queda tiempo ni para reflexionar. Ni para planificar. Vamos viviendo el día a día

Pero llega un momento en que ya no somos capaces de resolver los problemas o dificultades de cada día, se nos van acumulando, y nos superan, eso es envejecer. Es perder la capacidad de hacer frente día a día a los desafíos de vivir. No importa la edad cronológica que tengamos, por eso hay viejos jóvenes y jóvenes viejos

La diferencia con antaño o cuando Magallanes era un territorio donde todos nos conocíamos, y nos ayudábamos, es eso. El hacer frente a las adversidades era una tarea común. Y si el vecino o familiar no podía con el día a día había un pariente, un vecino o un amigo que colaboraba y ayudaba. Los problemas del otro eran también nuestros problemas

Hoy con más medios, con mas crecimiento económico y social cada cual se rasca con sus uñas como dice el dicho, estamos y somos una sociedad más moderna. Por eso en este comienzo de año solo pido que seamos menos avanzados, menos progresista, pero si más solidarios, más cercanos. Que los problemas de los demás también sean nuestras preocupaciones. Que podamos tener un avanzar más igualitario. Donde nos importe lo que le sucede al vecino, al amigo o al familiar.

Solo así podremos ser más y mejores. Siendo mejores entre nosotros podemos crecer como sociedad. Si no seguiremos siendo un remedo de sociedades más avanzadas mas despersonalizadas. Viviremos lo mismo que en otros lugares del mundo. Aquí en el Austro siempre fue así, nuestras sociedades ancestrales tenían sello comunidad, de familia, de pertenencia al medio que nos cobija. Por eso tenemos que hacerlo distinto

Si nos creemos regionalistas. Si el vivir en este territorio nos hace diferentes. El hacer y los compromisos también deben privilegiar esa pertenencia y esa misión o destino. Podemos y debemos seguir haciendo las cosas de distinta manera. Somos y seremos distintos. Bienvenido Nuevo Año Magallanes

Nuestros Programas

Nuestras Redes